NUM.792 / México, D.F.

  • Existe la confianza de que se fortalecerá el trabajo coordinado entre México y Estados Unidos en la protección de los mares y sus especies, particularmente a los delfines, y en el acceso efectivo del atún al mercado estadounidense, afirmó el titular de la CONAPESCA. 

    El comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez, manifestó que la decisión de la Organización Mundial de Comercio (OMC) es una oportunidad para que Estados Unidos se sume a México en s estrategia por la sustentabilidad pesquera, específicamente de túnidos, y así se fortalezca el trabajo coordinado en la protección de los mares y sus especies, particularmente a los delfines, y que el producto mexicano, que es altamente sustentable, pueda tener acceso efectivo al mercado estadounidense. 

    El titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) manifestó su beneplácito por la decisión de la OMC favorable a México, sobre las normas estadounidenses para acceder al etiquetado de atún dolphin safe. 

    Afirmó que se trata de un éxito de México y, de manera muy particular, lo es de los pescadores mexicanos y de la industria atunera, a la que desde hace tiempo se le ha reconocido como una industria altamente sustentable por el método de pesca selectivo que utiliza para capturar atún. 

    Nuestra industria emplea el Método de Captura más Selectivo al pesca sólo atún adulto que ya se reprodujo y que no afecta a otras especies importantes del ecosistema, como son las poblaciones de delfines, y a otras (tiburones, peces de escama y tortugas), que también son muy importantes para el ecosistema marino, detalló Aguilar Sánchez.

    Abundó que el método utilizado por México, además de haber obtenido hoy el reconocimiento por parte de la OMC, a raíz del presente fallo, lo obtuvo también por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que le otorgó la medalla Margarita Lizárraga por ser una pesquería responsable. 

    El comisionado indicó que nuestro país estará atento de la respuesta de Estados Unidos, luego que la OMC, a través de su Órgano de Apelaciones –que es la unidad jurisdiccional más alta de esa organización— está mandatando al gobierno estadounidense a que se ponga en conformidad con sus obligaciones en el organismo internacional. 

    “Vamos a estar muy atentos a la respuesta de Estados Unidos por varias razones, principalmente porque al final México y Estados Unidos buscan el mismo fin: la conservación y sustentabilidad de los mares y de las pesquerías, y este fallo le da la oportunidad a Estados Unidos para promover la sustentabilidad en la pesquería de túnidos a nivel mundial. 

    “Asimismo, en este fallo gana la sustentabilidad, los ecosistemas marinos y sus especies; el fallo de la OMC también nos dice que debemos trabajar de manera coordinada, con un enfoque siempre multilateral”, puntualizó Aguilar Sánchez.