NUM.834 / México, D.F.

  • El titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa, recibió el Reconocimiento a las Buenas Prácticas en la Administración Pública Federal (APF), en los sectores económico y social.  

  • Las mediciones del impacto de las políticas públicas sirven para reconducir el camino y también para reconocer cuando las cosas se están haciendo bien: José Calzada Rovirosa. 

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) entregó un reconocimiento a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural Pesca y Alimentación (SAGARPA) por el diseño de Programa de Apoyo a Pequeños Productores en el sector rural.

En el marco de la entrega de Reconocimientos a las Buenas Prácticas en la Administración Pública Federal (APF), en los sectores económico y social, por su medición sobresaliente, se explicó que en el caso de la SAGARPA fue con base en los resultados de evaluaciones a la productividad en el sector rural.

En el evento, el titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa, reconoció el trabajo del CONEVAL, el cual, dijo, a lo largo de su existencia y trabajos de medición y evaluación cada vez contribuye para mejorar en la actividad pública

Afirmó que las evaluaciones en la función pública son necesarias, ya que las mediciones del impacto de las políticas públicas sirven para reconducir el camino y también para reconocer cuando las cosas se están haciendo bien.

Ante investigadores y consejeros académicos y funcionario federales, el secretario Calzada Rovirosa señaló que “toda actividad humana por naturaleza es perfectible y las políticas públicas siempre tienen que evolucionar”.

Señaló que tras el reconociendo que hoy se recibe hay una trabajo previo, con la participación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para tener un mayor impacto en la aplicación de programas en comunidades vulnerables.

Destacó que la FAO es una institución sólida en materia de políticas públicas vinculadas al desarrollo rural, y de manera muy particular a la alimentación, y a través del Programa Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA) se tienen aproximadamente 88 mil familias beneficiarias, esto es, más de 250 mil personas.

Indicó que hay una estrecha coordinación interinstitucional en el Gobierno de la República lo cual ayuda a compartir padrones de beneficiarios para impactar mejor en la calidad de vida de la gente, tarea en la que participan las secretarías de Desarrollo Social (SEDESOL) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU).

“Compartimos juntos esa responsabilidad de llevar a cabo políticas públicas a todos los rincones del país, para aliviar circunstancias que durante muchos años han afectado a nuestra gente”, puntualizó.

Subrayó que la encomienda del Presidente Enrique Peña Nieto tiene que ver con el desarrollo rural, sin dejar de acompañar a los grandes productores del campo mexicano, quienes hoy hacen diferencia importante con respecto a la productividad del campo y a la balanza comercial que hoy es muy positiva. El objetivo y énfasis es el desarrollo rural, acotó.

Por su parte, el secretario Ejecutivo del CONEVAL, Gonzalo Hernández Licona, reconoció el avance de México en la cultura de la medición y evaluación, así como un cambio de actitud en las instancias gubernamentales para el desarrollo de las evaluaciones de las políticas de desarrollo social.

Detalló que esta distinción a las Buenas Prácticas de la Administración Pública Federal cumple seis años de haberse instituido, y representa un modelo a seguir para, con acciones conjuntas, contribuir al desarrollo de un país más justo y equitativo.