Num.617/México, D.F.
  • El INIFAP y la Universidad Nacional de Asunción, Paraguay, desarrollan un programa de asesoramiento y capacitación en el sector agrícola, relacionado con temas fitosanitarios y optimización de agua y suelos.
  • Como parte del programa, se llevan a cabo talleres de capacitación a investigadores y técnicos de Paraguay, así como la visita a espacios de investigación del INIFAP y otros centros de desarrollo.

El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) –organismo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA)- y la Universidad Nacional de Asunción, en Paraguay, desarrollan un programa de asesoramiento y capacitación en mejoramiento de semillas, control de plagas y fertilidad de suelos; además, dentro del proyecto, se incluye la cooperación en producción de ajonjolí-sésamo.


Como parte del programa, auspiciado por la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA, por sus siglas en inglés), se llevan a cabo talleres de capacitación a investigadores y técnicos de Paraguay, así como la visita a espacios de investigación del INIFAP y otros centros de desarrollo.


A través de la capacitación y adaptación de nuevas tecnologías creadas en México, se brindan soluciones a los problemas de producción que enfrenta Paraguay, establecieron investigadores participantes en el programa.


El docente y técnico de la Universidad Nacional de Asunción, Cristian Britos Benítez, señaló que el intercambio de información y conocimientos fortalece los vínculos entre investigadores y técnicos de ambos países e impulsa nuevas tecnologías para el desarrollo del campo.


“El INIFAP nos capacita en estudios de suelo, nos ayuda a identificar los distintos enfoques para atacar y solucionar los problemas de producción en cuanto a fertilidad de suelos”, destacó.


Explicó que a través de sus técnicas de laboratorio, como muestreo y análisis de suelo, se identifican los problemas de tierra en ese país sudamericano -como en la zona occidental que es árida- tras lo que es posible introducir y manejar cultivos como el ajonjolí-sésamo (planta oleaginosa).


Son las condiciones climáticas, indicó, las que impulsan a que otros países conozcan nuevas alternativas para difundir procesos de producción novedosos, que ayuden a los pequeños agricultores, en este caso de sésamo en Paraguay.


El uso eficiente del agua, que podría ayudar a atender los problemas de fertilidad en su país, así como los estudios de campo en gases efecto invernadero, son parte de la iniciativa para llevar a cabo programas de investigación con el INIFAP, agregó.


Con la participación del JICA, investigadores de Paraguay visitaron los laboratorios del Centro Nacional de Investigación Disciplinaria “Agua, Suelo, Planta-Atmósfera” (CENID-RASPA) del INIFAP.


Una primera estancia de los investigadores de Paraguay comprendió del 14 de julio al 06 de agosto; en una segunda etapa, regresan el próximo 15 de agosto de 2014.