NUM.703 / Chetumal, Q.Roo.

  • El coordinador general de Delegaciones, Víctor Hugo Celaya Celaya, dijo que por indicaciones del titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa, se llevan a cabo acciones de atención oportuna al sector agropecuario en la entidad. 

  • Se hicieron recorridos por 54 predios de diversos municipios para constatar el estado de tres mil 170 hectáreas, en cultivos como maíz, piña, calabaza, chihua, sorgo y soya.  

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) realiza una evaluación de daños a cultivos luego de las lluvias torrenciales que se han registrado en diferentes municipios del estado de Quintana Roo. 

De acuerdo con el coordinador general de Delegaciones, Víctor Hugo Celaya Celaya, por indicaciones del titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa, se llevan a cabo acciones inmediatas para verificar el estado del sector agropecuario en la entidad y atender de manera oportuna a productores afectados. 

En recorridos de campo, se realizó una visita al Ejido Sergio Butrón Casas, en el municipio de Othón P. Blanco, donde se constató la efectividad de las obras de rehabilitación de drenes agropecuarios, efectuados por la Comisión Nacional de Zonas Áridas de la SAGARPA.  

Posteriormente, se hicieron recorridos por 54 predios de diversos municipios para constatar el estado de tres mil 170 hectáreas de cultivos como maíz, piña, calabaza, chihua, sorgo y soya, y activar, si es el caso, los esquemas de aseguramiento.

Cabe mencionar que través del Componente de Atención a Desastres Naturales (CADENA) la SAGARPA contrató un seguro catastrófico con una cobertura de 76 mil hectáreas para el estado.  

Esto permite contar con cobertura de aseguramiento por hasta 114 millones de pesos para el sector agrícola estatal.  

En la contratación de la prima de este seguro se realizó una inversión de 26.9 millones de pesos, de los cuales la Federación aportó el 80 por ciento del costo y el gobierno estatal el 20 por ciento restante. 

En caso de ser necesario, la dependencia buscará activar mecanismos complementarios de atención a los productores, que permitan reactivar las actividades productivas en el ámbito rural.