Num. 998/ Mazatlán, Sin.
Opera ya en Mazatlán un astillero pesquero de alta tecnología y gran capacidad, como no tenía lugar desde hace 40 años.
 
• Estas inversiones en el sector pesquero son resultado de las políticas públicas para la pesca sustentable puestas en marcha por el Presidente Enrique Peña Nieto, destacó el comisionado Mario Aguilar Sánchez.
 
• La confianza que hay en la administración Federal ha hecho que en los dos años que van de este Gobierno la flota atunera nacional esté incorporando siete barcos nuevos con capacidad de almacenaje de mil 300 toneladas cada uno, con inversión millonarias de dólares por embarcación y capital privado exclusivamente.
 
En los momentos actuales los empresarios tenemos que dar a conocer que sí hay confianza en México y en nuestro Gobierno, y que sí estamos dispuestos a seguir invirtiendo, aseguró el presidente de Grupo Pinsa, Leovigildo Carranza Beltrán, durante un recorrido realizado con el comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez, por las instalaciones de un astillero recién construido con inversión de 20 millones de dólares por el grupo empresarial pesquero.
 
Una prueba de esa confianza en las políticas públicas y acciones puestas en marcha por el Gobierno Federal es la reciente adquisición de cuatro nuevos barcos atuneros por esta empresa, los cuales se acaban de incorporar a la flota nacional, para producir alimento de excelente calidad proteínica y nutricional que abastece al mercado nacional y contribuye a la seguridad alimentaria de los mexicanos y genera divisas al país.
 
Tras detallar la capacidad del astillero, el empresario pesquero explicó que las nuevas instalaciones cuentan con la infraestructura y el calado necesario para subir cinco barcos de hasta tres mil toneladas de peso cada uno, aunque todavía hay la voluntad de ampliar las instalaciones con más de 600 metros de muelles.
 
Al destacar que desde hace 40 años no se construye un astillero pesquero de esta magnitud en el país, afirmó que el más reciente, ubicado en Ensenada, data de la década de los setenta y no es funcional porque quedó muy cerca del centro de la ciudad.
 
Indicó que por esta falta de infraestructura los barcos de la flota mexicana tienen que desplazarse hasta Panamá o San Diego para reparaciones o recibir servicio de mantenimiento, lo que implica mucho tiempo de trayecto e inversiones cuantiosas en diésel, tripulaciones y pago de facturas.
 
“Actualmente, al disponerse de este astillero con infraestructura y tecnología de primera calidad, tenemos la seguridad de que nuestros barcos serán reparados a tiempo para seguir abasteciendo a nuestra planta procesadora, que es la mejor en su tipo de América Latina y una capacidad de producción de dos millones de latas diarias, además de que el grupo también es líder en producción de harina de pescado”, subrayó.
 
“Esa es la manera que tenemos de demostrar nuestra confianza en México y en el Presidente Enrique Peña Nieto, que a través del secretario de SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, ha apoyado de manera muy importante al sector.  Hay pequeños grupos que están provocando que haya un malestar, nos quieren deshacer lo que con tanto esfuerzo hemos logrado, están tratando de desprestigiar a México y eso no se vale; eso es lo que todos tenemos que cuidar. El prestigio que ya tiene México”, puntualizó.
 
El titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), Mario Aguilar Sánchez, expresó que la industria atunera en su conjunto y este proyecto del Grupo PINSA enorgullecen a México, porque demuestra la confianza del sector industrial en la política pesquera emprendida por el Presidente Enrique Peña Nieto y es debido a esa certidumbre que deciden invertir y generar empleos en beneficio del país.
 
“Cuando hay inversión es porque hay confianza. Los industriales, los pescadores, los cooperativistas, no actúan, no invierten, no se apegan a su actividad si no tienen confianza. Ahora hay un Presidente que le apuesta al sector pesquero y esas son buenas noticias para México y para los pescadores del país”, señaló.
 
El comisionado enfatizó que esa confianza que hay en la administración Federal ha hecho que en los dos años que van de este Gobierno la flota atunera nacional esté ingresando siete barcos nuevos con capacidad de almacenaje de mil 300 toneladas cada uno, con inversión de millones de dólares por embarcación y capital privado exclusivamente, lo cual no había ocurrido en un periodo de tiempo tan corto desde hace muchos años.