NUM. 208 / México, D.F. 

  • Este tipo de medidas del Gobierno Federal permiten garantizar el aprovechamiento sustentable de los recursos. 

  • Es facultad de la SAGARPA, a través de la CONAPESCA, administrar y regular el uso, así como promover el aprovechamiento sustentable de los recursos acuáticos. 

Con el fin de garantizar el aprovechamiento sustentable de los recursos, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) publicó, en el diario Oficial de la Federación (DOF), el Acuerdo por el que se establecen los periodos de veda para la pesca comercial de caracol rosado o blanco en aguas de jurisdicción federal correspondientes al litoral de Quintana Roo.

En él, se fija veda temporal para el caracol rosado o blanco (Strombus gigas) en el banco Chinchorro, Quintana Roo, y en la zona de veda desde Punta Herrero, al norte de Majahual, hasta Bacalar Chico (también conocido como Canal de Zaragoza) en los límites con Belice.

Especifica los siguientes periodos: a) A partir del día siguiente de la publicación del Acuerdo y hasta el 28 de febrero de 2017, y b) A partir de 2018 y años sucesivos durante todo el mes de febrero, y del 1 de mayo al 30 de noviembre de cada año.

La población de caracol rosado o blanco de la Reserva de Banco Chinchorro muestra signos de recuperación por la veda iniciada en 2013, con un ligero incremento en los indicadores con respecto a años anteriores.

El Acuerdo entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el DOF, y sus disposiciones se aplicarán sin perjuicio de lo establecido en el "Acuerdo por el que se establece una red de zonas de refugio pesquero en aguas marinas de jurisdicción federal ubicadas en las áreas de Banco Chinchorro y Punta Herrero en Quintana Roo", difundido el 12 de septiembre de 2013.

Es facultad de la SAGARPA, a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), administrar y regular el uso, así como promover el aprovechamiento sustentable de los recursos de la flora y fauna acuáticas, ordenando las actividades de las personas que intervienen en ella y estableciendo las condiciones en que deberán realizarse las operaciones pesqueras.