Num. 574 / México, D.F.

• Entre las acciones para incrementar su productividad, destacan la aplicación de aminoácidos para el desarrollo de la planta, abonos foliares y  prevención para el control de plagas y enfermedades.

• Esto permitirá pasar de 0.8 toneladas por hectárea a más de una tonelada en el corto plazo, lo que contribuirá a mejorar la rentabilidad de este cultivo.

Con el objetivo de elevar la producción de amaranto en el Distrito Federal, productores, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y el Gobierno capitalino trabajan en la implementación de un nuevo esquema de Extensionismo Holístico y en la adopción de innovaciones para el sector.

Las actividades que se realizan en beneficio de los productores forman parte del Componente de Extensión e Innovación Productiva (CEIP), cuyo objetivo es incrementar la producción de alimentos a partir del desarrollo de capacidades y servicios profesionales de extensión e innovación rural.

El objetivo en el caso del amaranto es pasar de 0.8 toneladas por hectárea a más de una en el corto plazo, lo que contribuirá a mejorar la rentabilidad de este cultivo en beneficio de los productores.

Los Extensionistas CEIP y alumnos que brindan su Servicio Social trabajan de la mano con los amaranteros del Distrito Federal, quienes buscan aumentar su producción con la aplicación de aminoácidos para el desarrollo de la planta, abonos foliares,  prevención y control de plagas y enfermedades, la  reducción de distancia de siembra y la elaboración y aplicación de abonos orgánicos.

Los trabajos en campo son revisados  por personal de la SAGARPA y de la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (SEDEREC), así como del Instituto Nacional para el Desarrollo de Capacidades del Sector Rural (INCA Rural).

En la capital del país, se produce amaranto en las delegaciones Xochimilco y Milpa Alta, principalmente.

De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), la producción de amaranto en el Distrito Federal es de 161 toneladas, lo que lo ubica en el cuarto lugar de producción a nivel nacional.

El amaranto se produce también en Puebla, Tlaxcala, Estado de México, Morelos y Oaxaca; los meses de producción  van de octubre a marzo. El volumen total de producción en el país es de alrededor de cuatro mil 600 toneladas al año.