• ​A través del Sistema de Vigilancia Epidemiológica en Salud Animal del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) se realizan labores de inspección en el sector pecuario.
  • Durante su participación en el V Foro Internacional Agroalimentario Jalisco (FIAJ) 2013, el director en jefe del SENASICA, Enrique Sánchez Cruz, detalló que con estas acciones se protegen alrededor 200 millones de toneladas de alimentos y productos de origen agropecuario que se producen en México, como lo instruyó el titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez.
  • El presidente del Consejo Agropecuario de Jalisco, Otilio Valdés Correa, hizo un reconocimiento a la SAGARPA y al SENASICA, y en representación de los integrantes del Consejo se sumó a la conformación de una Gran Reforma del Campo.

Con el objetivo de garantizar la sanidad de los productos pecuarios en el país, durante el primer semestre del año la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) procesó tres millones 270 mil 644 de muestras de laboratorio de diversas especies pecuarias.


A través del Sistema de Vigilancia Epidemiológica en Salud Animal del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), se realizan labores de inspección en el sector pecuario, así como acciones preventivas y de control para disminuir el riesgo de que la producción agropecuaria se vea afectada por plagas y enfermedades.


Durante su participación en el V Foro Internacional Agroalimentario Jalisco (FIAJ) 2013, el director en jefe del SENASICA, Enrique Sánchez Cruz, detalló que de enero a junio del 2013 se recibieron 131 mil 332 resultados de laboratorio dentro  de los trabajos de vigilancia epidemiológica pasiva y activa de enfermedades bajo campaña.


Entre las acciones de control se encuentra la vigilancia ante enfermedades como brucelosis, tuberculosis, influenza aviar, enfermedad de Aujeszky, rabia paralítica bovina y exóticas, entre otras.


Señaló que con estas acciones se protegen alrededor de 200 millones de toneladas de alimentos y productos de origen agropecuario que se producen en México, como lo instruyó el titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez.


Al dictar la conferencia magistral “La Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria en México”, Sánchez Cruz convocó a los productores agropecuarios a trabajar intensamente en la sanidad y la inocuidad para dar valor agregado a la producción de alimentos e incrementar la competitividad del campo mexicano.


Aseguró que en México se han dado importantes avances en el tema de inocuidad, prueba de ello es que el 54 por ciento de los animales de consumo que se sacrifican cuentan con certificación Tipo Inspección Federal (TIF); informó que la meta es alcanzar el 80 por ciento al término de la presente administración.


El director en jefe del SENASICA reiteró que la misión del órgano desconcentrado de la SAGARPA es combatir plagas y enfermedades que pueden afectar a vegetales y animales de consumo, así como reducir el riesgo de que los alimentos se contaminen en el proceso de producción, empaque, almacenamiento y transporte a los puntos de venta.


Es por ello, agregó, que el Gobierno de la República invita a los productores a que participen en la vigilancia epidemiológica e implementen Sistemas de Reducción de Riesgos de Contaminación, así como la certificación de productos agroalimentarios, a fin de garantizar alimentos sanos e inocuos e incrementar las exportaciones.


Apoyan productores de Jalisco acciones encaminadas a un Nuevo Campo para México

Durante su participación en el Foro, el presidente del Consejo Agropecuario de Jalisco (CAJ), Otilio Valdés Correa, hizo un reconocimiento a la SAGARPA y al SENASICA por el apoyo que los productores de esa entidad han recibido de parte del Gobierno Federal, especialmente en “momentos difíciles”, como el brote de influenza aviar, resaltó.


Refrendó el apoyo de los productores de Jalisco a la visión del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, de generar un Nuevo Campo para México.


Destacó que es prioridad convertir al sector agroalimentario en un detonador del desarrollo en las comunidades, por lo que, en representación de los integrantes del Consejo, se sumó a la conformación de una gran Reforma del Campo.


De igual manera, convocó a los agremiados del CAJ a trabajar con las diferentes instancias de gobierno, con el fin de elevar la productividad y la competitividad, porque, puntualizó, “nuestro trabajo va más allá de producir alimentos, es una responsabilidad social con la población de Jalisco y de México”.