NUM.309/México, D.F.
  • ​El secretario Enrique Martínez y Martínez señaló que inicia el proceso para reducir las importaciones y abatir costos de producción, transportación y comercialización de este insumo agrícola básico, en beneficio de los productores del sector agroalimentario nacional.
  • Ante personal del Ejército Mexicano, el titular de la SAGARPA expuso un diagnóstico del campo y cuáles son las políticas públicas del Gobierno Federal para fortalecer la seguridad alimentaria.

México podrá producir un millón de toneladas de fertilizantes, en una primera etapa, con lo cual iniciará el proceso para sustituir las importaciones de ese importante insumo agrícola y abatir con ello costos de producción, transportación y comercialización en beneficio de los productores del sector agroalimentario nacional, afirmó el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez.

Destacó que la meta de esta administración es generar el 70 por ciento de los fertilizantes que se consumen en el país, toda vez que actualmente se importan alrededor del 95 por ciento.

Explicó que mediante la obtención a precios competitivos de la materia prima necesaria para producirlos en México (gas, amoniaco y urea), se podría reducir hasta en un 75 por ciento el costo de producción de uno de los principales insumos de la agricultura nacional.

Subrayó que esta línea de acción del Gobierno de la República representa una oportunidad para sumar diversos proyectos de manera integral y lograr la productividad, la competitividad y la sustentabilidad que demanda el campo mexicano, además de disminuir la dependencia de productos importados y fortalecer la seguridad alimentaria.

El secretario Enrique Martínez y Martínez impartió una conferencia magistral a cursantes del posgrado “Administración Militar  para la Seguridad Interior y Defensa Nacional”, en la Escuela de la Defensa Nacional, a quienes expuso un diagnóstico del campo y explicó las políticas públicas para impulsar al sector agroalimentario como eje de desarrollo económico del país.

Con relación al trabajo interinstitucional, señaló que la SAGARPA desarrolla con personal de las Secretarías de la Defensa Nacional y de Marina (SEMAR) acciones de inspección y vigilancia en materia de peaje de productos agroalimentarios y de control en la actividad pesquera, tanto en carreteras, puntos fronterizos como en mares territoriales.

Subrayó que con la operación de la antena ERMEX, la SAGARPA y la SEDENA comparten información sobre fenómenos meteorológicos y sus afectaciones en zonas urbanas y rurales, a través del manejo y análisis de imágenes satelitales de alta resolución.

Entre los principales retos en el sector, Enrique Martínez explicó que para el año 2050 habrá que producir un 55 por ciento de alimentos adicionales, toda vez que la población mundial ascenderá a nueve mil 150 millones de seres humanos, de acuerdo con previsiones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En el caso de México, precisó, se incorporarán 25 millones de mexicanos y si no apostamos a la productividad de nuestro sector primario no se cumplirá la meta de producir alimentos suficientes para la futura demanda.

Detalló que en el país hay 22 millones de hectáreas cultivables, superficie que sólo podría aumentarse hasta en un 10 por ciento, con mucho esfuerzo y con grandes inversiones. Por eso, lo que se busca es producir más con menos, remontar los actuales niveles y lograr reducir las importaciones de alimentos que se consumen en el país, cercanas al 40 por ciento, señaló.

Otro de los desafíos, indicó, es el minifundio en el sector rural, ya que un 77 por ciento de los productores tienen menos de cinco hectáreas, lo que dificulta a las unidades productivas el acceso al crédito y a las coberturas de seguro, además de mantenerse vulnerables a los riesgos climáticos, sanitarios y de mercado.

Por ello, la nueva visión del Gobierno de la República encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto, agregó, está enfocada a la transformación del campo mexicano, con nuevos esquemas para transitar de los subsidios a los  incentivos a la productividad, además de realizar una reorientación de los programas a través de una reingeniería organizacional y operativa de la SAGARPA, en aras de realizar la gran reforma estructural del campo.

Acotó que se trabaja en ocho pilares centrales, entre los que destacan la creación de clúster para incorporar a pequeños productores en empresas integradas; la integración de insumos para mejorar la productividad (fertilizantes, agua y semillas mejoradas); el financiamiento competitivo y oportuno, con el relanzamiento de una banca de desarrollo agroalimentaria; y la previsión y manejo de riesgos climáticos y de mercado.

Además, se impulsa la investigación aplicada y la innovación tecnológica; el desarrollo de proyectos estratégicos en cada estado y por región (mapeo productivo);  el fortalecimiento de acciones de sanidad, inocuidad y sustentabilidad de los recursos naturales, y el diseño de una planeación estratégica que dé balance a la oferta y la demanda de los productos agroalimentarios, mediante un tablero de control.

Por su parte, y a nombre de los presentes, el oficial Alejandro Vargas González expresó que la participación del secretario Enrique Martínez y Martínez distingue al Colegio de la Defensa Nacional y fortalece el ejercicio intelectual con su plan de trabajo en el sector agropecuario y pesquero.

“Agradecemos su diagnóstico y visión sobre la conservación de los activos más importantes, como el capital natural del país, seguros que con la planeación estratégica a través de políticas innovadoras vamos a tener un México próspero y con un mejor destino”, mencionó.