NUM.781 / México, D.F. 

  • Como resultado de la reestructuración programática en la dependencia, se fortalecerán los programas de fomento a la agricultura con 22 mil 259.6 millones de pesos, con énfasis en la innovación y modernización del campo, así como a proyectos de tecnificación de riego. 

  • Se pondrá mayor énfasis en la entrega oportuna y eficaz de los recursos, así como en impulsar la innovación y tecnificación en pequeños núcleos productivos rurales, sin descuidar a productores de mayor escala, afirmó José Calzada Rovirosa. 

La conformación del presupuesto del 2016 para el sector agroalimentario, establecido en 84 mil 827 millones de pesos, impactará de manera directa a cerca de cuatro millones pequeños y medianos productores con nuevos programas, componentes y esquemas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) que impulsarán su desarrollo y vinculación en los mercados locales y de exportación.

Así lo señaló el titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa, quien aseguró que de estos recursos -incrementados en un 10 por ciento con respecto al ejercido este año-, alrededor de 72 mil millones de pesos serán aplicados para incentivar la productividad,  competitividad y sustentabilidad de pequeños y medianos núcleos productivos en todo el territorio nacional.

En conferencia de prensa, el funcionario federal indicó que como resultado de la revisión y modificación de las reglas de operación, y la reestructuración programática en la dependencia, se fortalecerán los programas de fomento a la agricultura con 22 mil 259.6 millones de pesos, con énfasis en la innovación y modernización del campo, así como proyectos de tecnificación de riego.

Destacó que se canalizarán más de 10 mil 603 millones de pesos a proyectos de productividad rural; seis mil 160 millones de pesos para atender directamente a pequeños productores; cinco mil 604 millones de pesos orientados a educación e investigación, y cuatro mil 908 millones de pesos para impulsar la productividad y competitividad en el sector agroalimentario.

Sin descuidar a los grandes productores, subrayó, se pondrá especial atención en la entrega oportuna y eficaz de los recursos, así como en impulsar la innovación y tecnificación en pequeños núcleos productivos rurales, con incentivos para infraestructura y equipamiento, centros de empaque, cuartos de frío, redes de acopio y distribución.

Detalló que con estas acciones se logrará avanzar en la tecnificación de riego para llegar a las 500 mil hectáreas este año –se llevan 460 mil hectáreas-, en los proyectos de acuacultura para alcanzar las 125 mil hectáreas y en fortalecer las acciones de sanidad e inocuidad que garantizan la apertura de nuevos mercados.  

Indicó que para este 2015 se prevé llegar a los 28 mil millones de dólares en el valor de las exportaciones agroalimentarias –el año pasado fueron de 25 mil millones de dólares-, y para el 2016 se estima un aumento del 10 por ciento, con respecto a este año, para alcanzar los 30 mil 500 millones de dólares.

Hoy somos el país número 12 en cuanto a producción y exportación de productos agroalimentarios en el mundo, acotó.

Instalarán México y Cuba mesas técnicas para fortalecer cooperación e intercambio comercial de productos agroalimentarios 

En otro tema de la conferencia de prensa, el secretario José Calzada Rovirosa anunció una gira de trabajo a la República de Cuba, a efecto de dar seguimiento a los acuerdos firmados entre México y este país, por parte de los mandatarios Enrique Peña Nieto y Raúl Castro.

Precisó que se instalarán mesas técnicas para intercambiar información en esta nueva etapa comercial de Cuba, con el objetivo de analizar inversiones y coinversiones agroindustriales mexicanas, así como fomentar la cooperación técnica en pesca y acuacultura.

Actualmente, México exporta 74 millones de dólares a Cuba, de un universo de mil millones de dólares que ese país importa de productos agroalimentarios, por lo que con estas primeras medidas en los próximos tres años  se podrían duplicar las exportaciones de productos mexicanos, mencionó.

En una primera etapa, dijo, México está interesado en el desarrollo de la acuacultura de Cuba, básicamente en dos productos: tilapia roja y pepino de mar, mientras que la Isla está interesada en el desarrollo tecnológico que aquí ha tenido el camarón y tilapia.