B097 / México, D.F.

  • ​Las compañías Grupomar, Herdez, Pesca Azteca y Pesca Chiapas, emprendieron hace un año y medio los trabajos preparativos para entrar formalmente al proceso de certificación de la pesquería mexicana del atún ante el Marine Stewardship Council.
  •  El Programa de Certificación MSC avala que se cumple con el Código de Conducta para la Pesca Responsable, que ofrece a las empresas una ventaja competitiva en el mercado y una manera de asegurar a los compradores que el pescado viene de un recurso bien gestionado y sostenible. 
 
El comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez, afirmó que “va por muy buen camino” el proceso de evaluación al que se han sometido las empresas atuneras mexicanas para obtener la certificación de pesca sustentable por parte de la organización internacional Marine Stewardship Council (MSC).
 
Destacó que la pesquería mexicana de atún ya obtuvo un reconocimiento de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), al otorgarle la medalla Margarita Lizárraga por realizar una pesca sustentable.
 
“Lo importante es que las certificaciones, cuando son serias, como es este caso, sí le dan al consumidor información fidedigna sobre los productos que va a adquirir y son un estímulo para los productores el obtener un reconocimiento por prácticas sustentables en sus operaciones”, subrayó el funcionario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA).
 
En el marco de la reunión de trabajo sostenida con  dirigentes de los Comités de Sistemas Producto Pesqueros y Acuícolas (CSPPA’s), el titular de la CONAPESCA señaló que cuatro de las empresas mexicanas más grandes en la pesca de atún aleta amarilla, integradas en la Alianza del Pacífico para el Atún Sustentable (APAS), establecieron el acuerdo de supeditarse a la Marine Stewardship Council (MSC), mediante un proceso de evaluación de la certificación, que avanza satisfactoriamente.
 
El organismo privado (conformado por las compañías Grupomar, Herdez, Pesca Azteca y Pesca Chiapas), desde hace un año y medio iniciaron los trabajos preparativos para entrar formalmente al proceso de certificación de la pesquería mexicana ante el MSC.
 
Los métodos de captura de la flota atunera mexicana cumplen con los más altos estándares de protección a los delfines, conforme al Acuerdo sobre el Programa Internacional para la Conservación de los Delfines (APICD), además de los principios establecidos en el Código de Conducta para la Pesca Responsable —en particular los relacionados con el enfoque precautorio y la utilización de artes y técnicas de pesca que minimizan la captura de especies no objetivo—, lo que  permitió prácticamente eliminar la mortandad de delfines a un nivel cercano al cero estadístico.
 
La industria atunera mexicana registra una captura anual superior a las 153 mil toneladas, lo que la sitúa en el segundo lugar de producción pesquera nacional y contribuye a la seguridad alimentaria del país.
 
Esta pesquería representó en 2013 ingresos por mil 880 millones de pesos, lo que significó un incremento del 44 por ciento con respecto al 2012, con un registro de mil 306 millones de pesos.
 
El Programa de Certificación MSC ofrece a las pesquerías una herramienta independiente para confirmar la sostenibilidad de su gestión, una ventaja competitiva en el mercado y una manera de asegurar a los compradores que el pescado viene de un recurso bien gestionado y sostenible.
 
El pescado certificado por el MSC representa cerca del siete por ciento del total de productos del mar de captura silvestre a nivel mundial y están disponibles en 106 países.