NUM. 377 / México, D.F. 

  • La SAGARPA y la empresa Biofields firman Convenio de Colaboración para impulsar el proyecto integral de cultivo y producción de higuerilla y su transformación en aceite de ricino, iniciativa que detonará el esquema de reconversión productiva en los estados de Sonora y Sinaloa. 

  • El Convenio establece la participación del INIFAP, SENASICA, ASERCA y la Subsecretaría de Agricultura en la aplicación de paquetes tecnológicos, la  transferencia de tecnología, análisis de riesgo sanitario, esquemas de agricultura por contrato y programas de reconversión de cultivos.

  • La amplia biodiversidad y condiciones agroclimáticas del país, así como la definición de proyectos para cultivos que tengan una alta demanda en el mundo, a través de una agricultura rentable y sustentable, permiten aspirar a ser el principal proveedor de estos productos en el mundo: EMM. 

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y la empresa Biofields firmaron un Convenio de Colaboración para impulsar el Proyecto Integral de Cultivo y Producción de Higuerilla y su Transformación en Aceite de Ricino, iniciativa que detonará este año el esquema de reconversión productiva en cinco mil 400 hectáreas de los estados de Sonora y Sinaloa.

El Convenio establece la participación del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) en la validación y aplicación de paquetes tecnológicos y en la  transferencia de tecnología en la cadena productiva de higuerilla-aceite de ricino para las mejores prácticas agronómicas y agroindustriales.

Además, el INIFAP contribuirá en la obtención, validación y generación de germoplasma de higuerilla, así como en la implementación de programas para la producción de semilla certificada; en tanto, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), a través de la Dirección General de Sanidad Vegetal, trabajará en el análisis de riesgo sanitario para el proceso de importación de semilla certificada.

Por su parte, la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (ASERCA) diseñará esquemas de Agricultura por Contrato para el desarrollo de proveedores de la materia prima, y la Subsecretaría de Agricultura de la SAGARPA promoverá el programa de reconversión productiva en zonas de temporal y de riego.

Luego de la firma del acuerdo, el titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, señaló que con base en la biodiversidad del país y la necesidad de innovar se definen proyectos para cultivos que tengan una alta demanda en el mundo, a través de una agricultura rentable y sustentable, y este proyecto de Biofields está direccionado precisamente a estos objetivos.

Ante representantes de instituciones financieras púbicas y privadas, el secretario Enrique Martínez y Martínez puntualizó que el aceite de ricino tiene una demanda y aplicación mundial relevante y que las condiciones agroclimáticas con las que cuenta México permiten aspirar a ser el principal productor de higuerilla y de aceite en el mundo.

Reconoció a los productores y empresarios que han tenido esta visión y la decisión de desarrollar un proyecto viable, con inversiones fuertes.

“Se está trabajando en área del noroeste, básicamente en lo que es Sonora y norte de Sinaloa, pero hay un impulso fuerte en el sureste con este proyecto también. Hay una coincidencia en lo que puede representar para México el ser el principal productor de higuerilla y aceite de ricino”, subrayó.

El subsecretario de Agricultura de la SAGARPA, Jesús Aguilar Padilla, destacó que es interés del Gobierno de la República fomentar la reconversión productiva para aprovechar las ventajas agronómicas y tecnológicas, así como de mercado, mediante la identificación de potenciales productivos en cultivos alimentarios e industriales que generen mayor producción, rentabilidad, empleos y que fortalezcan la asociatividad de los pequeños productores.

Precisó que este convenio tiene como propósito concertar las acciones para coadyuvar en el desarrollo del proyecto integral del cultivo de higuerilla y su transformación en aceite de ricino, lo que representa la voluntad y apertura en las políticas públicas que son ejecutadas con una visión para impulsar esquemas de reconversión productiva en el país y elevar la producción en el sector primario.

El director general de Biofields, Eduardo González Félix, explicó que este proyecto productivo pretende poner en alto el nombre de México a nivel mundial con la siembra y procesamiento de higuerilla, a través de un plan de alto impacto que inició con el cultivo experimental de mil hectáreas y que este año alcanzará las cinco mil 400 hectáreas en el sur de Sonora y norte de Sinaloa.

Con la participación de empresas e inversionistas de Alemania, banca de desarrollo y privada de México, además de instituciones y organismos descentralizados de la SAGARPA, se prevé construir el próximo año una planta agroindustrial de extracción de aceite, así como alcanzar las 16 mil hectáreas de siembra, con la meta de llegar a las 70 mil hectáreas en el 2025, puntualizó.

En el evento participaron también el subsecretario de Alimentación y Competitividad, Ricardo Aguilar Castillo; el director general del INIFAP, Luis Fernando Flores Lui; el coordinador de Investigación, Innovación y Vinculación del INIFAP, Raúl Obando Rodríguez, y el director general de Sanidad Vegetal, Francisco Javier Trujillo Arriaga, así como representantes de la empresa alemana Helm AG, de AGROASEMEX, del Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) y de la banca privada.