B0347/México, D.F.
  • ​En el encuentro, que se llevará a cabo del 7 al 9 de mayo, en Santiago de Chile, Chile, se evaluará la aplicación de políticas públicas en los diferentes países, a fin de atender los desafíos en seguridad alimentaria.
  • Con la representación del titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, el subsecretario de Desarrollo Rural, Arturo Osornio Sánchez, asistirá a este encuentro mundial, en el que también estarán ministros de 33 países de América Latina y el Caribe.
  • La SAGARPA ha sido designada por el Gobierno de México como enlace institucional con la FAO, con el fin de impulsar al campo como un sector estratégico para reducir la pobreza e incidir en el desarrollo regional; en estas tareas destacan el Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA) y el esquema de seguros catastróficos en el sector rural, que impulsa la SAGARPA.
La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) participará en la Conferencia Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) para América Latina y el Caribe, donde se evaluará la aplicación de políticas públicas en los diferentes países, a fin de atender los desafíos en seguridad alimentaria.

En representación del secretario Enrique Martínez y Martínez, el subsecretario de Desarrollo Rural de la SAGARPA, Arturo Osornio Sánchez, asistirá a este encuentro internacional al que también se darán cita ministros de los 33 países de América Latina y el Caribe, y que tendrá lugar en la ciudad de Santiago de Chile, Chile, del 7 al 9 de mayo del presente año.

Durante el evento se abordarán temáticas enfocadas al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), entre los cuales destaca la meta de reducir el porcentaje de subalimentados en la región.

También se presentarán las conclusiones y  opiniones de 23 representantes de gobiernos de Estados Miembros, organizaciones de agricultura familiar y organismos internacionales, que participaron en el primer Diálogo Regional sobre Agricultura Familiar organizado por la FAO y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Dentro de las actividades que se llevarán a cabo durante el encuentro se encuentra la Estrategia para la Cooperación Sur – Sur que tendrá como objetivo intercambiar conocimientos, experiencias, buenas prácticas, políticas, tecnología, conocimientos técnicos y movilización en los países en desarrollo.

En este encuentro, el subsecretario Osornio Sánchez compartirá la experiencia de México en eventos naturales catastróficos derivados del cambio climático, particularmente aquellos de tipo hidro-meteorológicos, dentro del panel “Desafíos para el desarrollo sostenible y la adaptación al cambio climático en América Latina y el Caribe”.

América Latina tiene las condiciones para lograr el desarrollo sostenible; sin embargo, se requerirá un enfoque multidisciplinario con esfuerzos coordinados para seguir avanzando en la reducción de la extrema pobreza, la malnutrición y el hambre.

Hoy día, el Gobierno de México tiene alineadas sus estrategias con las políticas sugeridas por la FAO, con el fin de mejorar la focalización, concurrencia y eficiencia de los recursos públicos, a través del trabajo coordinado de los tres órdenes de gobierno, la sociedad civil y los organismos públicos y privados, nacionales e internacionales. La Cruzada Nacional contra el Hambre es uno de los pilares estratégicos en este proceso de cambio.

Cabe señalar que la SAGARPA ha sido designada por el Gobierno de México como enlace institucional con la FAO, para que de manera coordinada se busquen las alternativas e instrumentos que permitan al campo ser un sector estratégico en las tareas de reducción de la pobreza y que esto incida en el desarrollo regional.

En ese sentido destacan las acciones que impulsa la SAGARPA dentro del Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA), que se lleva a cabo en colaboración con la FAO y que tiene como fin garantizar la alimentación en las comunidades e incentivar las economías locales y el esquema de seguros catastróficos en el sector rural, el cual ha sido reconocido por el organismo internacional por sus alcances a favor de los pequeños productores.