Num.911/Mazatlán,Sin.
​• El encuentro busca propiciar el análisis y generar conocimiento entre autoridades, industriales, investigadores y académicos, para coadyuvar a alcanzar una pesquería sustentable de atún.
 
• Con una producción que rebasa las 153 mil toneladas anuales en nuestro país, los túnidos se ubican en el segundo lugar de la producción pesquera nacional y contribuyen de manera significativa a la alimentación de los mexicanos.
 
Coorganizado por la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), se realiza el XVII Foro Nacional Sobre Atún, del 19 al 21 de noviembre, cuyo fin es propiciar el análisis y generar conocimiento entre autoridades, industriales, investigadores y académicos, para coadyuvar alcanzar una pesquería sustentable de atún.
 
El Foro, que se programó para iniciar un día después de la entrada en vigor de la veda del atún en el océano Pacífico (a las cero horas del martes 18 de noviembre), busca ampliar el conocimiento en el comportamiento, ecología y genética de las diferentes especies de túnidos, así como las de pelágicos mayores asociadas al atún.
 
En el primer día de trabajos el titular de la CONAPESCA, Mario Aguilar Sánchez, presentó la situación actual de los túnidos en México, el cual es uno de los sectores más consolidad de nuestro país.
 
Este foro permanente –en el que participan el gobierno, los sectores empresarial y académico que participan en la pesquería del atún— busca enriquecer la calidad del debate sobre el conocimiento de las especies pelágicas que transitan y habitan la Zona Económica Exclusiva e incluso más allá de ésta, en ambos litorales de nuestro país.
 
Entre los temas que se abordarán en el encuentro destacan información técnica sobre edad y crecimiento, aspectos reproductivos, migración, supervivencia, dinámica de poblaciones, aspectos ecológicos y de tecnología de captura, y pesquerías, los cuales son esenciales para la adecuado diagnóstico del estado de las poblaciones y representan elementos sustanciales para identificar acciones de administración pesquera.
 
Se contará con la participación de expertos en aspectos científicos, comerciales y ambientales de la pesquería, como el director de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT), Guillermo  Compeán  Jiménez, quien hablará sobre el “Estado actual del atún en el océano Pacífico Occidental (OPO)”.
 
Por la Secretaría Economía del Gobierno de México, Leticia  Margarita Ramírez Aguilar, expondrá el tema del caso que actualmente se sigue entre México y Estados Unidos ante la Organización Mundial de Comercio por la comercialización del atún en el mercado de Estados Unidos .
 
En representación del sector industrial mexicano,  participa Luis Lázaro Valles, quien presentará el trabajo que la Alianza del Pacifico por el Atún Sustentable (APAS),  agrupación que incorpora a las principales empresas atuneras mexicanas, realiza para someterse al riguroso procedimiento de certificación por el Consejo de Administración Marina (Marine Stewardship Council/MSC), para demostrar la sustentabilidad de sus métodos de captura de atún.
 
Importancia del atún en México
 
Con una producción que rebasa las 153 mil toneladas anuales en nuestro país, los túnidos se ubican en el segundo lugar de la producción pesquera nacional y contribuyen de manera significativa a la alimentación de los mexicanos en las ya tradicionales latas de atún de diversos gramajes y marcas comerciales, en un gran aporte a la soberanía alimentaria de nuestro país.
 
La producción de atún se coloca además entre los tres primeros productos pesqueros que México exporta a Japón, España y Estados Unidos.
 
Por su excelente calidad, bajo precio y elevado valor nutricional, el atún mexicano (aleta amarilla) goza de gran prestigio entre los diversos estratos socioeconómicos de la población mexicana; su manejo en latas le permite una amplia distribución territorial, que facilita su accesibilidad aún en comunidades alejadas de zonas urbanas.
 
Además de ser uno de productos alimenticios preferidos por los consumidores, en términos de valor, la pesquería del atún se ubica también en la segunda posición entre la producción pesquera nacional, al representar ingresos en el año 2013 por mil 880 millones de pesos, lo que representó un incremento del 44 por ciento con respecto al 2012, con un registro de mil 306 millones de pesos.
 
El atún es una pesquería de rápido desarrollo, con una tasa media de crecimiento anual del 1.07 por ciento en los últimos 10 años, y un importante generador de empleos y divisas para el país.
 
En lo que respecta al volumen de capturas, en ese mismo periodo aumentó 23 por ciento, si se considera que el 2012 se capturaron 124 mil 935 toneladas y un año después 153 mil 143 toneladas; mientras que en acuacultura, se pasó de mil 822 toneladas en 2012 a seis mil 399 toneladas, lo que significó una diferencia del 251 por ciento.
 
Con cifras validadas al cierre de 2013, en el territorio nacional están registradas 83 embarcaciones atuneras, de las cuales 30 tienen su base en Sinaloa, 23 en Baja California, 16 en Veracruz, y el resto en Yucatán, Colima, Baja California Sur, Sonora y Chiapas.
 
Entre los principales estados con mayor participación atunera destacan Sinaloa, con casi el 52 por ciento de la producción total, ocupó el primer sitio por las 79 mil 545 toneladas que capturó su flota; Colima, con 21.5%; Chiapas, 15.3%, y Baja California, con 5.8%.
 
Cabe destacar que Sinaloa también cuenta con la planta industrializadora más importantes del país y actualmente tiene capacidad instalada para procesar hasta dos millones 300 mil latas de atún cada día.