B0279/México, D.F.
  • ​A través de este instrumento de fomento y ordenamiento pesquero se realizarán estudios para evaluar las poblaciones de caracol y determinar su distribución espacial y abundancia actual.
  • Su aplicación permitirá dar continuidad a dos mil 700 fuentes de empleo; se determinará la edad y crecimiento de las especies, a fin de establecer tallas mínimas de captura y proteger a los organismos en desarrollo.
  • Se fortalecerán las acciones de inspección y vigilancia, por lo cual se convocará a los pescadores para que participen en la supervisión y cumplimiento de las normas para la extracción de organismos.
Con la finalidad de lograr la sustentabilidad y recuperación de la pesquería de ocho especies de caracol, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) opera un Plan de Manejo cuya aplicación propiciará también la continuidad de  fuentes de empleos en beneficio de más de dos mil 700 pescadores de Campeche.

El Plan de Manejo elaborado por el Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) para esta pesquería integra las especies de caracol pateburro, sacabocado, chivita, caracol blanco o lanceta, canelo o boxeador, campechana, caracol rojo o chacpel y molón, e incluye acciones orientadas a generar mayor rentabilidad de la actividad pesquera y mejorar el entorno social y medio ambiente de las zonas donde se extrae el producto.

A través de este instrumento de fomento y ordenamiento pesquero, cuya operación estará a cargo de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), se realizarán estudios para evaluar las poblaciones de caracol y determinar su distribución espacial y abundancia actual.

Asimismo, se determinará la edad y crecimiento de las especies, a fin de establecer tallas mínimas de captura y proteger a los organismos en desarrollo.

Se ubicarán también las áreas de reproducción y crianza de caracol para fijar medidas de protección espacial que propicien la preservación de juveniles y reproductores.

Adicionalmente, se llevarán a cabo estudios sobre los probables efectos del cambio climático, las poblaciones de caracol y su hábitat, así como la distribución y abundancia de los moluscos.

Conforme a este Plan de Manejo se fortalecerán las acciones de inspección y vigilancia, por lo cual se convocará a los pescadores para que participen, en coordinación con la CONAPESCA, en la supervisión y cumplimiento de las normas para la extracción de organismos.

Como una alternativa para incrementar la producción, el Plan de Manejo considera la generación de un programa de cultivo de caracol, en el que participen autoridades y empresas privadas, con apoyo de los pescadores.

Otra opción para fortalecer la producción será la instrumentación de acciones para la repoblación de crías y juveniles de caracol, lo que permitirá incrementar la abundancia y disponibilidad en épocas de captura.

De acuerdo con el Plan de Manejo se fomentará el desarrollo de alternativas tecnológicas para el procesamiento del caracol, lo que dará valor agregado al producto y mayores ingresos a los pescadores.

Paralelamente, se realizarán estudios de mercado y canales de distribución para la comercialización del producto, así como campañas de promoción para su venta y consumo.

En el aspecto ambiental, se gestionará ante las autoridades locales competentes, la realización de estudios para identificar descargas de agua residual de origen industrial, y zonas de descarga de desechos sólidos en sitios aledaños a las áreas de distribución del caracol.

De manera complementaria se promoverá la instalación de una planta de tratamiento de aguas residuales y biodigestores, a fin de disminuir el potencial contaminante de los desechos.

De acuerdo con la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables la CONAPESCA será la responsable para verificar y comprobar el cumplimiento del presente Plan de Manejo, por conducto de personal  de la institución debidamente autorizado, y con la participación de la Secretaría de Marina en los casos que corresponda.