El secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, afirmó que “no se vale especular sobre las circunstancias que hoy tienen lastimado a México. Todos debemos tener claro que no hay peligro de desabasto ni está en riesgo la producción alimentaria del país”.


En el marco de la Reunión con Productores Agrícolas y Ganaderos de la entidad, encabezada por el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, el titular de la SAGARPA aseguró que, ante los fenómenos climáticos “Ingrid” y “Manuel”, ya se supera la coyuntura y en breve se recuperará la normalidad en los sectores productivos de las zonas afectadas.


Con respecto a los resultados de la evaluación e inicio de la etapa de reconstrucción en las zonas siniestradas, Enrique Martínez y Martínez precisó que han sido contabilizadas 569 mil hectáreas afectadas y más de cien mil unidades animal perdidas, en detrimento de la economía de productores del sector agroalimentario, principalmente pequeños y medianos.


Sin embargo, señaló que las acciones que se tomaron en materia de seguros, instruidas por el Presidente de la República, permitió que la gran mayoría de las superficies y unidades afectadas tengan cobertura en el seguro contratado, lo cual garantiza la oportunidad de reactivar el campo.


Destacó que en cumplimiento a la instrucción del Ejecutivo Federal, por primera vez se hace de manera anticipada la apertura de ventanillas de compra de coberturas agrícolas, a diferencia del pasado, cuando iniciaban operaciones en enero o febrero (posterior al inicio del ciclo respectivo). De este modo, acotó, las coberturas para los principales productos del campo se hace oportunamente.


“Hoy en Tamaulipas ya están abiertas las ventanillas para asegurar la cosecha de sorgo del ciclo otoño-invierno y reducir los riesgos a los productores del campo y sus familias”, señaló.


Esta medida, dijo, tiene relevancia especial en el estado de Tamaulipas, porque  es la cuna de la agricultura por contrato, porque sin duda los productores tamaulipecos son los que mejor uso hacen de los instrumentos de administración de riesgos y porque Tamaulipas es el primer productor de sorgo nacional, con cerca de un millón de hectáreas de temporal y 360 mil de riego.


Ante miles de productores de la región, líderes de organizaciones, legisladores y funcionarios de los tres órdenes de gobierno, el secretario Enrique Martínez y Martínez anunció que en este sexenio se incorporarán más de un millón de hectáreas al riego tecnificado, haciendo un uso sustentable de los recursos hídricos del país.


Esto, en referencia a que los recientes fenómenos meteorológicos también trajeron beneficios a los mexicanos, toda vez que las presas que estaban en niveles ínfimos se han recuperado, lo mismo que los mantos acuíferos que se estaban abatiendo con angustiosa preocupación y que hoy se han recargado, mencionó.


Con ello, indicó, más de 21 millones de hectáreas cultivables y más de cien millones de hectáreas ganaderas se han visto beneficiadas después de años de una muy intensa sequía.


Esto permitirá, anotó, tener un ciclo agrícola otoño-invierno muy alentador, en el que se prevé una producción sobresaliente de maíz, frijol, sorgo y caña, entre otros.


El vicepresidente del Consejo Nacional Agropecuario, Rogelio García Moreno, destacó la visión del Gobierno de la República para la transformación del campo mexicano, y una muestra de ello, indicó, es el impulso a la apertura de ventanillas cinco meses antes –un hecho inédito después de 10 años- para la inscripción en el esquema de agricultura por contrato.


Por su parte, el presidente de la Unión Ganadera de Tamaulipas, Homero García de la Llata, reconoció los importantes incentivos y apoyos para el sector pecuario de la entidad, así como las acciones de prevención y aseguramiento de daños por fenómenos meteorológicos, lo que permitió un aseguramiento en el estado de más de un millón de cabezas de ganado. 


Detalló que la entrega oportuna de recursos del PROGAN por 150 millones de pesos, en beneficio de 13 mil 500 ganaderos (más del 70 por ciento), es un importante impulso para reactivar las actividades productivas en las zonas afectadas por los fenómenos climáticos. 


Señaló que la SAGARPA, en coordinación con los ganaderos del estado, desarrollan programas para la adquisición de sementales y vientres, y el mejoramiento genético, a fin de fortalecer los proyectos de repoblamiento de ganado bovino.


El gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, subrayó que los productores de la entidad y sus autoridades reconocen el gran proyecto de cambio que realiza el Gobierno Federal para llevar al campo a mayores niveles de prosperidad y justicia social.


Agradeció la coordinación de acciones de las autoridades federales en esta etapa de evaluación y reconstrucción por los daños causados por los efectos climáticos y, en especial, el trabajo del titular de la SAGARPA para recuperar la actividad productiva del sector primario en esta región del país.