NUM. 522 / México, DF

  • Con la modernización de esta norma se ofrecen más garantías de efectividad a los productores agrícolas y mayor seguridad de uso para evitar implicaciones negativas en la salud humana y el medio ambiente. 

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la Modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-032-FITO-1995, por la que se establecen los requisitos y especificaciones fitosanitarios para la realización de estudios de efectividad biológica de plaguicidas agrícolas y su Dictamen Técnico.

La Modificación, firmada por el director general de Normalización Agroalimentaria de la SAGARPA, Juan José Linares Martínez, tiene como objetivo establecer las especificaciones de efectividad biológica que deberán demostrar los plaguicidas de uso agrícola que se sometan a Dictamen Técnico de Efectividad Biológica ante la dependencia.

Con la modernización de esta Norma se ofrecen más garantías de efectividad a los productores agrícolas y mayor seguridad de uso para evitar implicaciones negativas en la salud humana y el medio ambiente.

Asimismo, la modernización de la NOM-032-FITO-1995 mejora los procedimientos aplicados, reduce trámites y establece los criterios de resolución para emitir el Dictamen Técnico de Efectividad Biológica para los plaguicidas químicos, bioquímicos, microbianos, botánicos y misceláneos.

Cabe recordar que la Ley Federal de Sanidad Vegetal, otorga la atribución a la SAGARPA de dictaminar y evaluar la efectividad biológica de los plaguicidas; con la finalidad de remitir el Dictamen Técnico de Efectividad Biológica a la dependencia encargada del registro.

El empleo de plaguicidas es una de las formas de control para evitar que las plagas afecten a la producción agrícola del país, en sus diferentes fases de crecimiento hasta la cosecha y aún en el almacenamiento.

La demanda de alimentos día con día es mayor, lo que hace necesario desarrollar plaguicidas cada vez más efectivos para el control de plagas, con objeto de mantener e incrementar la productividad de los diferentes cultivos.

Derivado de lo anterior, es necesario asegurar que cada producto sea evaluado adecuadamente, mediante procedimientos y métodos reconocidos, a fin de determinar con precisión, su eficacia y comportamiento en las condiciones del campo agrícola mexicano, así como valorar los beneficios de su uso.

Por estas razones, la información que presenten las personas físicas y morales que intervienen en la evaluación de la efectividad biológica de plaguicidas de uso agrícola para obtener el Dictamen Técnico de Efectividad Biológica, debe estar firmemente sustentada en bases científicas, de acuerdo con las buenas prácticas de laboratorio.

La presente modificación fue aprobada en la Segunda Sesión Ordinaria del Subcomité de Protección Fitosanitaria, celebrada el 15 de junio de 2015, y posteriormente fue ratificada en la Tercera Sesión Ordinaria del Comité Consultivo Nacional de Normalización Agroalimentaria de la SAGARPA, del 25 de junio del mismo año.

En la elaboración de la modificación participaron técnicos de la SAGARPA; del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) y del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).

Así como representantes del Colegio de Postgraduados (CP); Universidad Autónoma Chapingo (UACH); Ingenieros Agrónomos Parasitólogos, A.C.; de la Asociación Mexicana de la Industria Fitosanitaria, A.C.; la Unión Mexicana de Fabricantes y Formuladores de Agroquímicos, A.C.; Asociación de Productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de Michoacán; Asociación Mexicana de Productores, Formuladores y Distribuidores de Insumos Orgánicos, Biológicos y Ecológicos, A.C. y Driscoll´s Operaciones S.A. de C.V..