B0227/Ciudad Obregón, Son.
  • ​En el centenario del natalicio del padre de la Revolución Verde, Norman E. Borlaug, el titular de la SAGARPA expresó que el mayor incremento de la producción de alimentos tendrá que darse en los países en desarrollo, donde los retos se centran en las pequeñas unidades agrícolas.
  • El secretario   Martínez y Martínez destacó que los agricultores de la región noroeste del país son un ejemplo a nivel nacional por los resultados que han tenido a lo largo de muchos años, con el apoyo de la investigación aplicada, que ha permitido poner a la ciencia al servicio de las necesidades de los productores.
  • El director general del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMyT), Thomas Lumpkin, indicó que, acorde al legado de Borlaug, hay una asociación renovada entre el Gobierno de México y el centro de investigación que dirige, con el impulso a la iniciativa MASAGRO y otros componentes que retoman el principio de la seguridad alimentaria global.
Hoy nuevamente la agricultura está en el centro de las políticas públicas y se revalora la función del sistema alimentario como generador de estabilidad, progreso y bienestar social, aseguró el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez.

Afirmó que el país vive un momento histórico importante: la convocatoria del Presidente Enrique Peña Nieto para hacer juntos la Reforma del Campo, socializada con todos, con la participación de investigadores, organizaciones y productores.

En el marco de la celebración del centenario del natalicio de Norman E. Borlaug, y con la representación del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, el titular de la SAGARPA subrayó que el mayor incremento de la producción de alimentos tendrá que darse en los países en desarrollo, donde los retos se centran en las pequeñas unidades agrícolas.

Por ello, señaló que hoy más que nunca la cooperación entre los países es esencial; se necesita sumar esfuerzos y conjuntar talentos para poner la ciencia, la tecnología, el extensionismo y los sistemas de innovación en movimiento, aseveró.

El doctor Norman Borlaug –resaltó-- respondió al llamado que le hizo el Gobierno de México hace medio siglo, y en colaboración con los productores del Valle del Yaqui desarrolló las variedades de trigo que permitieron al país ser autosuficiente en la producción del grano en la década de los 60’s.

Precisó qué unos de los desafíos en el sector es hacer a un lado la burocracia, a fin de tener reglas de operación ágiles y claras, contar con los insumos al alcance (semillas mejoradas y fertilizantes), así como leyes y reglamentos sencillos a favor de los productores para potenciar su competitividad en el campo.

Reconoció a los agricultores de la región, quienes fueron alumnos del doctor Norman Borlaug y que aprendieron enseñanzas, tanto técnicas como humanas, de cómo trabajar y cómo defender la producción, pero sobre todo del cómo tener esa visión de bien y de responsabilidad ciudadana.

El secretario  Enrique Martínez y Martínez destacó que los agricultores de esta región son un ejemplo a nivel nacional por los resultados que han tenido a lo largo de muchos años, con el apoyo de la investigación aplicada, que ha permitido poner a la ciencia al servicio de las necesidades de los productores.

Mencionó que es un día importante para recordar a un hombre de excepción, quien fue de los más notables del siglo XX y cuya obra se recuerda en todas partes del mundo.

Para México va más allá el hablar el padre de la Revolución Verde, del hombre que salvó de la hambruna a millones de seres humanos, del padre de la agricultura moderna y de las grandes transformaciones en el sector agroalimentario.

El director general del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMyT), Thomas Lumpkin, indicó que, en seguimiento a los trabajos de Borlaug, hay una asociación renovada entre el Gobierno de México, a través de la SAGARPA, y el centro de investigación que dirige, con el impulso a la iniciativa MASAGRO y otros componentes que retoman el principio de la seguridad alimentaria global.

Detalló qué Norman  E. Borlaug trabajó por la seguridad alimentaria del mundo, dando un salto cuantitativo al enfrentar los retos del cambio climático y la disminución de los recursos naturales con variedades de mayor resistencia al calor y la sequía.

El presidente del Patronato para la Investigación y Experimentación Agrícola del Estado de Sonora (PIEAES), Antonio Gándara Astiazarán, reconoció la aportación de México y de los productores del Valle del Yaqui para una mejor interacción de la ciencia y las necesidades de los agricultores de la zona, lo que es una referencia a nivel internacional.

Marco Antonio Quiñones, de la Agencia de Cooperación Técnica (ATA) de Etiopía, destacó la contribución de México y los investigadores del CIMMyT,  y de otros organismos, en la producción de trigo en nuestro país y el mundo.

En el evento también participaron los representantes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Nuria Urquía Fernández, y del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Víctor del Ángel González, así como el secretario de Agricultura, Ganadería, Recursos Hidráulicos, Pesca y Acuacultura de Sonora, Héctor Ortiz Ciscomani, entre otros.

Por parte de SAGARPA estuvieron el comisionado nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), Mario Aguilar Sánchez; la directora general del INCA Rural, Ligia Osornio Magaña; el director general del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Pedro Brajcich Gallegos; el titular del Órgano Interno de Control (OIC), Juan Salvador Esquer Acedo; el delegado de la dependencia en la entidad, Horacio Huerta Cevallos, y los coordinadores generales de Delegaciones, Víctor Hugo Celaya Celaya, de Ganadería, Francisco Gurría Treviño, y de Asuntos Internacionales, Raúl Urteaga Trani.