Guadalajara, Jal.

Mensaje del Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, José Calzada Rovirosa, durante la inauguración del Foro Global Agroalimentario 2015.  

Muchas gracias, muy buenas tardes tengan todos ustedes, nos da mucho gusto saludarles. Primero, darles una disculpa por estos minutos de retraso. 

También saludar con gusto a mi amigo el señor Gobernador de este importante estado de Jalisco, Aristóteles Sandoval, a quien reconozco que ha venido trabajando de manera eficaz en las distintas áreas que han permitido posicionar bien a esta entidad. 

También saludar a nuestro amigo Benjamín Grayeb. Hacerte un reconocimiento Benjamín, sincero, por siempre estar cerca de las causas del campo, del sector primario de México, por esta apertura que has demostrado para con tus amigos del Gobierno Federal, en aras de construir más y mejor a favor de México. 

Y también a mi amigo el senador Manuel Cota, una gente muy cercana al sector, que de manera permanente está viendo por los intereses nacionales.  

Te quiero agradecer también, estimado amigo Manuel Cota, porque las uniones de productores con quienes hemos platicado siempre traen los grandes temas de México.

Hoy se requiere precisamente esa convicción, y lo reconozco en este foro importante.  

Y les comparto algunas reflexiones con respecto al sector. 

Hace dos meses que el señor Presidente de la República me hizo el honor de invitarme a ser Secretario de SAGARPA. 

Yo era Gobernador de Querétaro, un estado próspero, un estado que también se esmera en salir adelante, y a raíz de la designación, hemos estado visitando las entidades federativas y platicando prácticamente con todos los sectores. 

Es algo de lo que nos debemos sentir muy orgullosos en México, de nuestro sector primario. Que si bien es cierto, tiene grandes retos, también tiene grandes exponentes. 

Hoy, amigas y amigos, somos el país número 12 en cuanto a la producción de productos agropecuarios en el mundo; de 194 países somos el número 12; la economía es la número 14. 

Nada más ese número en la mesa nos indica que no estamos mal, pero que sin duda alguna, con el apoyo de la tecnificación  y mayores recursos en inversión, particularmente tecnológica e innovación, podemos estar mejor. 

Hoy tenemos por primera ocasión en 20 años, una balanza comercial superavitaria, y digo 20 años porque es a partir del TLC que tenemos una cuantificación mucho más precisa de nuestras importaciones y exportaciones. 

Hoy tenemos una balanza superavitaria por más de mil 500 millones de dólares. 

Tenemos un comercio bilateral con los Estados Unidos, superior a los 41 mil millones de dólares, también por cierto, superavitaria nuestra balanza con respecto a los Estados Unidos. 

Tenemos productos que son grandes ejemplos mundiales. Número uno, en materia de exportación, la cerveza mexicana. 

Y tenemos otros productos, como es el caso del tomate, somos el principal exportador de tomate del mundo. 

El tercero, el aguacate, somos el principal productor de aguacate del mundo. El 82 por ciento del consumo del aguacate en los Estados Unidos es de origen mexicano.

Y finalmente, aquí tenemos a los exponentes del tequila, quienes agradecemos siempre también sus atenciones. 

Aquí en la región tenemos 300 millones de agaves. Para darnos una idea, 300 millones de agaves, por agave salen cinco litros o cinco botellas, y exportamos 400 litros de tequila por minuto; el 70 por ciento de nuestra producción es de exportación. Estamos conquistando mercados. 

México, amigas y amigos, es una gran tierra de oportunidades. Por eso me entusiasma enormemente venir a foros como éste, ver mucha gente joven, que quiere empezar a explorar nuevas oportunidades de negocio, invertir en el campo.  

Me parece a mí que no solamente es un buen negocio, sino también es arraigar nuestro nacionalismo, es invertirle a lo bueno, a nuestra esencia, a nuestro origen, porque nuestro origen también tiene que ser futuro. 

Por eso los quiero felicitar. De verdad me siento muy complacido. 

Para las autoridades federales que no solamente observamos el entorno del campo mexicano, para nosotros es una obligación acompañar a los productores, pequeños y grandes productores. 

A los productores rurales que requieren siempre el acompañamiento solidario por parte de la federación, y a los grandes productores que también están esperando apertura de mercado para colocar nuestros productos. 

La colocación de nuestros productos en el extranjero, significa riqueza para nuestra nación. 

Esta semana estuvimos de visita en los Estados Unidos, les comparto brevemente, platicamos con el Secretario de Agricultura de ese país, el señor Vilsack, y le propusimos varias cosas importantes.

La primera, déjenme destacar, es una cosa que me parece muy interesante, no hay un problema preponderante entre nuestras naciones, hay temas interesantes que atender. 

Dentro de los temas, por ejemplo es el permitir la exportación de aguacate de Jalisco a los Estados Unidos. Que es un tema en el que ya estamos trabajando. 

Otra cuestión interesante también para el estado de Jalisco, es permitir la exportación de productos mexicanos, carne de cerdo, a aquel país. 

La apertura de los mercados asiáticos hoy se hace estratégica en el crecimiento del sector primario de nuestro país. 

Déjenme darles un dato que me parece muy revelador. China exporta 70 mil millones de dólares al año, importa 120 mil millones de dólares al año. Tienen un déficit en su balanza agroalimentaria de 50 mil millones de dólares. Ahí para que le calculen. Ahí cabemos todos los productores nacionales. 

Y allá estamos exportando ya, iniciando a exportar aguacate, tequila, productos lácteos. 

Hace un mes estuvieron aquí en Jalisco, aquí en Guadalajara, el Ministro de Agricultura y el Ministro de Sanidad de China, vinieron a conocernos, vinieron a ver de qué tamaño está hecho México. 

La confianza se genera de cerquita, y tuvimos la oportunidad de llevarlos aquí a Tequila, a que conocieran a nuestra gente y los procesos productivos. 

De verdad se fueron muy halagados de haber tratado al Gobernador, de haber tratado a nuestra gente, de haber conocido el personal que integra la Secretaría. 

Tenemos dependencias que tienen muchos años, y hoy han construido prestigio y confianza. 

Ese prestigio y confianza queremos que todos los productores tengamos también para las instituciones y para nuestra gente. 

Estamos construyendo un México distinto, un México de oportunidades, un México grande, un México de gente segura, un México que sabe perfectamente distinguir entre las adversidades, de las oportunidades. 

México, amigas y amigos, es tierra de oportunidades. 

Muchas gracias.