num 678/México, D.F.

Con una visión integral y global sobre las debilidades y fortalezas en el sector agroalimentario, el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, afirmó que en esta nueva manera de hacer las cosas no habrá más asistencialismo ni subsidio en el campo mexicano.


Aseguró que en la restructuración programática de la SAGARPA, los programas PROCAMPO y PROGAN estarán reorientados a incentivar más la productividad con la adquisición del productor de semilla mejorada, fertilizantes  y maquinaria agrícola, a fin de impulsar la producción de alimentos.


En el marco de la inauguración del Foro Internacional de Desarrollo Rural y Seguridad Alimentaria, con la representación del Presidente Enrique Peña Nieto, el secretario Enrique Martínez y Martínez señaló que los paliativos sólo inhiben la capacidad productiva y la competitividad del sector.


Subrayó que se instrumentan mecanismos para terminar con el empoderamiento  burocrático, arraigado en la Secretaría, con reglas de operación y programas más ágiles y accesibles, mismas que están siendo consensuadas con autoridades, legisladores y productores del sector agroalimentario.


Con respecto a la Fundación Mexicana de Desarrollo Rural (FMDR), organizadora del foro, el funcionario federal destacó su labor a lo largo de 50 años, con programas y acciones que son un referente en el acompañamiento de los pequeños y medianos productores para impulsar la producción de alimentos en el país.


Proyectos dirigidos por la FMDR como “Educando”, “En Pro de la Mujer” o “Sembrando Salud” han demostrado su efectividad en la transformación de las condiciones de vida de las familias de comunidades vulnerables del sector rural.


El presidente del Consejo Directivo de la FMDR, Alberto Castelazo López, explicó que ese organismo trabaja a favor de las alianzas estratégicas entre pequeños productores y agro-empresas para incidir en la seguridad alimentaria del país.


Detalló que en cinco décadas se han transformado las condiciones de vida de 500 mil familias del sector rural, al pasar del autoconsumo a contar con excedentes de productos para su comercio a nivel local.


Por su parte, el presidente de Bimbo e integrante de la fundación, Daniel Servitje Montull, enumeró algunos de los desafíos en el sector, como el cambio climático y las distorsiones de precios en los mercados, por lo que se tiene que trabajar de la mano con las autoridades para planear mejor la oferta y la demanda de productos.


Precisó que el 70 por ciento del consumo de agua es para uso agrícola y que México es de los 10 países que más sobreexplota sus mantos acuíferos, situación que motiva el re-direccionamiento  de política s públicas a favor de un campo más productivo y competitivo a nivel nacional e internacional.


Presidente de PROAGRO y representante del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Juan Carlos Cortés, reconoció las acciones del Gobierno de la República para impulsar la reforma al campo, toda vez que el sector primario contribuye al crecimiento económico y al desarrollo social del país. 


En el evento también participaron el gobernador de Campeche, Fernando Ortega Bernés; el presidente del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Víctor Villalobos Arámbula, y el cofundador de Grupo Bimbo y presidente vitalicio de la FMDR, Lorenzo Servitje, entre otros.