Num,933/México,D.F.
​• La explotación comercial de esta especie genera recursos superiores a los 351 millones de pesos, en beneficio de más de 16 mil familias de comunidades pesqueras de Yucatán y Quintana Roo.
 
La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) pondrá en operación un Plan de Manejo Pesquero (PMP) de mero, con el objetivo de propiciar la recuperación de los niveles de abundancia de la especie y promover su pesca responsable y sustentable en las costas de Yucatán y Quintana Roo.
 
La pesquería del mero es una actividad de gran importancia en la región, ya que su explotación comercial genera beneficios económicos por más de 351 millones de pesos para 16 mil familias de los principales puertos pesqueros ubicados en ambas entidades.
 
Este Plan de Manejo Pesquero, publicado hoy en el Diario Oficial de la Federación, está orientado a promover la conservación del mero rojo (Epinephelus morio) y especies asociadas en la península de Yucatán.
 
Entre las acciones que el documento señala para proteger a los juveniles y reproductores destaca la propuesta de ampliar el período de veda para todas las especies de mero y la realización de estudios biológico pesqueros para conocer el impacto de la restricción de pesca en la recuperación de este recurso.
 
Se llevarán a cabo análisis sobre la abundancia del mero en aguas profundas y se determinarán las normas para regular su captura.
 
Además, se estudiará la dinámica de las flotas pesqueras para conocer sus desplazamientos entre los estados de Yucatán, Quintana Roo y Tabasco, y se establecerá un tamaño de anzuelo adecuado para la protección de ejemplares en etapa juvenil.
 
El PMP considera la prohibición de uso de trampas para la pesca de carnada y la evaluación del impacto de la pesca deportiva sobre organismos juveniles, para lo cual se ha formulado una propuesta de regulación y ordenamiento de esta actividad recreativa.
 
Para el cumplimiento de la normatividad establecida que incluye la observancia de la talla mínima, se fortalecerán las acciones de inspección y vigilancia a las embarcaciones pesqueras y deportivas, pacotilleros, congeladoras y restauranteros.
 
Entre las medidas para mejorar la comercialización resalta la realización de estudios para la identificación y establecimiento de nuevos mercados, así como la elaboración de un manual de procesos para dar valor agregado al producto, a fin mejorar el ingreso de los pescadores.
 
Como medida para promover el desarrollo de actividades económicas complementarias a la pesca del mero, se impulsarán proyectos de acuacultura, en los que se convocará la participación  grupos de mujeres relacionadas con la actividad pesquera en las comunidades costeras.
 
El Plan de Manejo Pesquero de mero se integró a partir de las aportaciones de los diversos usuarios del recurso, así como de expertos en el tema interesados en resolver la problemática de la pesquería.
 
La propuesta se generó en reuniones y talleres de planificación organizados por el Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA), a través de los Centros Regionales de Investigación Pesquera de Yucalpetén, Yucatán y Puerto Morelos, Quintana Roo, con la participación de organizaciones pesqueras sociales y empresariales, permisionarios, investigadores de diversas instituciones y autoridades federales y estatales.
 
La supervisión del cumplimiento del Plan de Manejo y de las disposiciones reglamentarias de la Ley, así como las normas oficiales que de ella deriven, estará a cargo de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), por conducto de personal debidamente autorizado, y con la participación de la Secretaría de Marina en los casos que corresponda.