El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) generó en el Campo Experimental Huimanguillo, en Tabasco, el nuevo híbrido MSXJ: Carica papaya L., con calidad para el mercado nacional y de exportación.


Los investigadores del INIFAP destacaron que la innovación tecnológica MSXJ es una cruza de papaya de pulpa roja con tolerancia a altas temperaturas durante la etapa de floración y fructificación.


Este genotipo tiene como progenitores a la variedad Maradol (selección Tabasco) de donde hereda su consistencia y tamaño, así como a la línea criolla “J”, de la cual obtiene su resistencia a plagas y enfermedades y a la incidencia de altas temperaturas.


Durante una prueba de evaluación de siete genotipos de papaya, llevada a cabo en el Campo Experimental del INIFAP en Valle de Apatzingán, Michoacán, este híbrido presentó un potencial de rendimiento de 132 toneladas de fruta por hectárea, en comparación con el cultivar testigo Maradol que presentó un rendimiento de 71 toneladas por hectárea.


Con este  híbrido de papaya desarrollado por científicos y con tecnología del INIFAP, es posible incrementar la producción en un 53.7 por ciento con respecto al cultivo Maradol.


Cabe mencionar que el rendimiento promedio nacional de este tipo de fruto es de 50.11 toneladas por hectárea.

Los investigadores del INIFAP recomiendan que la época de trasplante de la papaya sea en el ciclo Primavera-Verano (mayo a julio), con densidad de población por hectárea de dos mil 500 plantas, así como establecer tres plantas por “golpe” para realizar la práctica de sexado y seleccionar la planta con flor hermafrodita.


En el estado de Michoacán se siembran más de dos mil hectáreas con papaya, con un rendimiento promedio de 32.3 toneladas por hectárea y una producción de 42 mil 777 toneladas, de acuerdo con estadísticas del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) en el 2012.


Reportes de especialistas calculan que anualmente se establecen 686 hectáreas nuevas con papaya en esa entidad, por lo que toma relevancia disponer del híbrido MSXJ para incrementar sustancialmente la producción de este fruto en el país.


La investigación del potencial de rendimiento se encuentra en el informe técnico del proyecto “Estrategias para el mejoramiento de calidad de la papaya”. Para mayor información los productores pueden dirigirse a las instalaciones del Campo Experimental Valle de Apatzingán del INIFAP en Michoacán.


Datos del SIAP indican que el año pasado México cultivó 14 mil 226.85 hectáreas de papaya, con una producción de más de 712 mil 917 toneladas y un valor de dos mil millones 656 mil 237 pesos; registró un rendimiento de 50.11 toneladas por hectárea.


El país está ubicado en el quinto lugar a nivel mundial como productor de este fruto y el primero en exportaciones, con un volumen comercial de 104 mil 681 kilogramos, siendo su principal mercado Estados Unidos que registra el 98 por ciento del total de las divisas por este concepto.