NUM.680 / México, D.F.

  • El titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa, y los integrantes de la Organización de Porcicultores del País (OPORPA) realizaron una reunión de trabajo para analizar las ventajas y retos que representa la apertura de mercados internacionales en el sector agroalimentario. 

  • La OPORPA y autoridades de la dependencia federal abordaron temas relacionados con la modernización de los sistemas de trazabilidad, fortalecimiento de los puntos de inspección y actualización de las normas de control sanitario y de calidad.   

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y los integrantes de la Organización de Porcicultores del País (OPORPA) realizaron una reunión de trabajo para analizar las oportunidades y retos que representan la apertura de mercados en el sector agroalimentario y, en específico, en el rubro porcícola, con las ventajas del reconocimiento que tiene México como país libre de Fiebre Porcina Clásica (FPC) y Aujeszky.

Los representantes de la OPORPA y autoridades de la dependencia federal abordaron temas relacionados con la integración de acciones para modernizar los sistemas de trazabilidad, fortalecer los puntos de inspección, actualizar las normas de control sanitario y de calidad, y ampliar las campañas de promoción al consumo de carne de cerdo.   

En el encuentro, desarrollado en las oficinas centrales de la Secretaría, se destacó que el Gobierno Federal trabaja por el desarrollo de los productores y que la atención a las demandas de las organizaciones es parejo, lo cual permite la posibilidad de utilizar los recursos del PROPOR como garantías líquidas para el financiamiento de proyectos productivos por la banca de desarrollo.

Ante productores, líderes y agroindustriales porcícolas de 10 entidades del país, el secretario José Calzada Rovirosa afirmó que los procesos para la apertura de mercados significan retos pero también nuevas oportunidades de crecimiento, a través de las exportaciones, por lo que, sostuvo, habrá que estar preparados autoridades y cadenas productivas para competir en mejores circunstancias.

El titular de la SAGARPA aseguró que el Gobierno de la República es un firme aliado del sector primario, al que se le reconoce su alto potencial y peso específico en lo productivo y en la aportación a la economía nacional

En ese contexto, apuntó, se fortalecen los programas e incentivos de la dependencia para elevar la productividad de pequeños y medianos productores e integrarlos a las cadenas de valor.    

Es muy importante, dijo, visualizar las oportunidades que para el sector agropecuario y pesquero representa el Tratado de Asociación Transpacífico (TTP, por sus siglas en inglés), al abrirse nuevos mercados de exportación con productos mexicanos de alta calidad, como la carne de cerdo.

Señaló que bajo estas circunstancias habrá que trabajar de manera conjunta y corresponsable en lo técnico, infraestructura, innovación, transferencia de tecnología y sanidades, a efecto de estar mejor preparados para la apertura de nuevos nichos de mercado.

El director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), Enrique Sánchez Cruz, destacó que el trabajo conjunto de autoridades y productores hizo posible el reconocimiento de México como libre de FPC y la enfermedad de Aujeszky, lo que abre las posibilidades de exportar a países de Asia y África.

Anunció que la NOM 030 ZOO 1995, correspondiente a los procedimientos de verificación de carne de importación se actualiza y refuerza con mayores elementos para garantizar alimentos de calidad en el país.

El presidente de OPORPA, Heriberto Hernández Cárdenas, explicó que esta organización está integrada por grandes y pequeños productores porcícolas, con la representación de un millón de unidades de producción (16.2 millones de cabezas), en 10 entidades federativas, lo que significa el 75 por ciento de los productores y el 70 por ciento de la producción nacional.

Detalló que más de dos millones de familias viven de la porcícultura nacional, actividad que, en su caso, genera 350 mil empleos directos y alrededor de 1.7 millones de indirectos, con una producción estimada en  903 mil 334 toneladas de carne de cerdo.

A nombre de sus agremiados, reconoció el trabajo del secretario José Calzada Rovirosa, quien, refirió, fue un impulsor de la economía de Querétaro, antecedente que “sin duda es un dato relevante para el desarrollo del sector agroalimentario del país”.

En el evento participaron también el coordinador general de Asesores, Flavio Díaz Mirón, y los directores generales de Salud Animal del SENASICA, Joaquín Delgadillo Álvarez, y de Evaluación de la Coordinación General de Ganadería, Guillermo del Bosque Macías, entre otros.