B012/México, D.F.

  • ​Con base en un convenio de colaboración entre la SAGARPA y la CONAGUA, se busca elevar la productividad en el campo y hacer un uso más eficiente del agua para riego.
  • Entre las obras a desarrollar destacan presas de almacenamiento, infraestructura de riego tecnificado y de drenaje, perforación de pozos, canales de conducción y drenes de distribución de agua, así como construcción de bordos y  reforzar los distritos de riego.
El Gobierno Federal asignó un presupuesto superior a los dos mil millones de pesos para llevar a cabo acciones de tecnificación de riego y puesta en marcha de infraestructura hidroagrícola en distintas regiones del país, anunció el oficial mayor de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Marcos Bucio Mújica.

El funcionario federal explicó que con el fin de invertir en productividad en el campo y avanzar hacia la seguridad alimentaria, la SAGARPA y la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) firmaron un convenio que estipula la realización de obras y aplicación de recursos para el uso eficiente del agua.

“En las obras e inversión que vaya haciendo la CONAGUA, vamos a ir acompañando nosotros con tecnificación, porque pretendemos evitar el desperdicio que genera la siembra y hacerlo mucho más eficiente, es otro de los esquemas de asociatividad y productividad que promueve la SAGARPA”, declaró.

Esto forma parte de la política pública agroalimentaria del Gobierno de la República que tiene por objetivo incrementar la producción de alimentos, a partir de una mayor productividad y por hectárea y unidad ganadera.

Cabe señalar que con base en un convenio de colaboración firmado entre el titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, y el  director general de la CONAGUA, David Korenfeld, se desarrollará infraestructura hidroagrícola en por lo menos 13  estados del país.

En entidades como Campeche, Chiapas, Chihuahua, Colima, Jalisco, Nayarit, Sinaloa, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Veracruz y Yucatán, entre otros estados, se impulsarán las actividades agropecuarias en las zonas de temporal o unidades de irrigación, mediante obras hidráulicas para riego suplementario que permitan garantizar mejores rendimientos y condiciones de vida a los productores y sus familias.

Algunas de las obras a desarrollar son presas de almacenamiento, infraestructura de riego tecnificado y de drenaje, perforación de pozos, canales de conducción y drenes de distribución de agua, así como construcción de bordos y de distritos de riego.

Con ello, la SAGARPA prevé mejorar la producción de cultivos como ajonjolí, sorgo forrajero, sandía, maíz, mango, tamarindo, frijol, papaya, plátano, cacao, caña, palma africana, pastos, arroz, aguacate, limón, durazno, naranja, jitomate, pepino, chile, tabaco, coco y soya.

Finalmente, el oficial mayor de la SAGARPA reiteró que estas acciones tienen que ver con el hecho de que alrededor de 50 por ciento del presupuesto de la dependencia va dirigido a desarrollar zonas con potencial en productividad agroalimentaria, que garanticen una mayor disponibilidad de alimentos para nuestro país, generar empleos e incrementar ingresos de las familias campesinas.