NUM. 419/México, D.F

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y representantes del Poder Legislativo acordaron intensificar los trabajos que lleven a desregular, reorientar y simplificar el marco normativo del sector agroalimentario.


Asimismo, convinieron diseñar políticas públicas y programas que detonen proyectos estratégicos regionales y diferenciados, disminuyan los esquemas de subsidio y promuevan la asociatividad de pequeños productores, con la finalidad de impulsar la productividad, competitividad y sustentabilidad del campo en el corto, mediano y largo plazos. 


Lo anterior, durante la reunión técnica ordinaria del Comité del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Seguridad Alimentaria (CCEDRSSA) de la Cámara de Diputados, la cual estuvo encabezada por el titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez.


En el encuentro, efectuado en las oficinas de la SAGARPA, el secretario Martínez y Martínez destacó la mística de trabajo que prevalece y los puntos comunes desarrollados entre el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo, con la única intención de democratizar la productividad en el sector agroalimentario.


Subrayó que la democracia es para construir y, dijo, esta reunión de trabajo cumple con esas expectativas -sin distinción de partidos o intereses de grupos: conjuntar esfuerzos con el objetivo central de realizar los cambios que el campo requiere para hacerlo más justo y productivo.


El titular de la SAGARPA aseguró que las evaluaciones y diagnósticos presentados por los legisladores y centros de investigación y desarrollo coinciden con los planes de trabajo de la dependencia, en el sentido de crear un Código Jurídico Agroalimentario que coadyuve a simplificar reglas y atender con mayor oportunidad a los productores del sector.   


Afirmó que el Gobierno Federal tiene bien definido que el ámbito agropecuario es una prioridad para el desarrollo social y económico del país, por lo que se coordinan acciones entre los diferentes actores de las cadenas productivas, autoridades y legisladores, para realizar los cambios transcendentales y concretar la Reforma del Campo. 


Puntualizó que “la madre de todas las reformas” que impulsa el Gobierno de la República es la de actitud de todos los mexicanos, porque esta es la reforma que busca aprovechar mejor los cambios enfocados al desarrollo económico y social del país.


El secretario Enrique Martínez y Martínez resaltó el grado de coincidencia con los temas que requieren una reorientación o cambio de criterios para lograr un impacto en la producción agroalimentaria, en la calidad de vida de las familias del sector rural y en garantizar la seguridad alimentaria.


El diputado federal y presidente del CCEDRSSA, Marco González Valdez, expuso los trabajos que han desarrollado para el Anteproyecto de Reforma Rural del Campo.


Destacó la contribución que desde el Legislativo se puede realizar para la transformación del sector agroalimentario, una parte de lo cual pasa por la revisión y armonización del marco jurídico, con el análisis de las más de 65 leyes que inciden directa e indirectamente en el sector rural.


En estas tareas, también se efectúa el estudio y medición de los impactos de políticas públicas, programas y proyectos dirigidos al campo, con el propósito de impulsar cambios en la legislación, focalizar y reorientar recursos, así como promover la innovación tecnológica y la sustentabilidad de los recursos naturales.


Para la transformación del sector rural, indicó que ya se desarrollan varios puntos estratégicos, entre los que destacan: un sistema financiero rural integral, competitivo y oportuno; la multianualidad, compactación y reorientación del presupuesto; el fortalecimiento del mercado interno y equidad en el comercio (pequeño productor), y la sustentabilidad en el uso del agua, suelo y recursos naturales.


Otros puntos que tienen esta finalidad son el fortalecimiento de la seguridad alimentaria nacional, impulso a las actividades pesqueras, reforma integral a los esquemas de apoyo a productores; reforma regulatoria (reglas de operación) y prioridad a los proyectos estratégicos de carácter multianual y transformadores de la vida rural de cada entidad o región.


El subsecretario de Desarrollo Rural, Arturo Osornio Sánchez, remarcó el hecho de que en este tipo de  encuentros ha sobresalido la complementariedad de ideas, antes que las confrontaciones.


Señaló que de acuerdo con las líneas trazadas por el titular de la SAGARPA, hoy los problemas del campo se ven como áreas de oportunidad para el trabajo organizado de los productores de autoconsumo y pequeños productores, que representan alrededor del 75 por ciento del total.    


Por su parte, los diputados integrantes de la LXII Legislatura de la Cámara de Diputados y participantes del CCEDRSSA, Sonia Rincón Chanona, Darío Zacarías Capuchino, Víctor Serraldo Martínez, Amilcar Villafuerte Trujillo y Pedro Porras Pérez reconocieron el plan de trabajo diseñado por la SAGARPA y la voluntad política del Gobierno de la República de trabajar integralmente por el crecimiento del campo y del país.


En el evento también participaron la abogada general, Mireille Roccatti; el titular del Órgano Interno de Control, Juan Salvador Esquer Acedo; los coordinadores generales de Ganadería, Francisco Gurría Treviño, y de Enlace Sectorial, René Garcia Quiñones, y la directora general del Instituto Nacional para el Desarrollo de Capacidades del Sector Rural (INCARURAL), Ligia Noemí Osorno Magaña, entre otros funcionarios.