• ​Los resultados de investigaciones del INAPESCA permitirán cultivar de manera intensiva crías de alta calidad en el estado de Hidalgo, donde se estima producir inicialmente más de 3.4 millones de alevines.
  • Los peces reproductores contarán con un microchip, que permitirá registrar su calidad, desempeño reproductivo y crecimiento.
  • El proyecto, apoyado por la delegación estatal de la SAGARPA, la CONAPESCA y el Fideicomiso de Riesgo Compartido; generará 400 mil alevines mensuales de tilapia amajaque.

Con el objetivo de impulsar la producción de tilapia e incrementar su rentabilidad la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), a través del Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA), realizará el cultivo de crías de manera intensiva en el estado de Hidalgo, para lo cual incorporará innovaciones tecnológicas y asesoría técnica especializada en los procesos de reproducción y desarrollo de esta especie.


Con este novedoso proceso –que se aplica por primera vez en la entidad—, la SAGARPA alcanzará, inicialmente, una producción de más de 3.4 millones de alevines en los primeros cinco meses del próximo año.


En la primera etapa de este proyecto, apoyado por la delegación estatal de la SAGARPA en Hidalgo, la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) y el Fideicomiso de Riesgo Compartido (como parte del proyecto estratégico Trópico Húmedo), se obtendrán 400 mil alevines mensuales de la línea denominada “tilapia amajaque”, considerada de alta calidad genética e ideal para la generación de crías de alto registro.


Posteriormente, se vigilará el crecimiento de los organismos hasta que alcancen la madurez sexual, en un periodo de siete meses.


Los peces reproductores serán identificados con un microchip, que permitirá integrar un registro de calidad, desempeño reproductivo y crecimiento, mediante la captura de información sobre el peso, longitud y número de huevos expulsados por gramo, entre otros datos.


Durante el desarrollo de este proyecto, en el que participa también la sociedad cooperativa de producción “Criadero de Peces del Río Amajaque”, que opera en el municipio de Eloxochitán, Hidalgo, se aplicarán estrictas medidas sanitarias por lo que los organismos reproductores, huevos, alevines y crías recibirán tratamientos preventivos a base de agua de sal y, en caso de ser necesario, con bactericida y fungicida.


En cada ciclo productivo se contará con el apoyo del Comité de Sanidad Estatal para dar seguimiento y atención sanitaria oportuna. Para esta tarea estarán en operación incubadoras, tinas de alevinaje e instalaciones hidráulicas adecuadas.


Para evaluar la calidad del agua se realizará un monitoreo continuo de parámetros físico-químicos como temperatura, pH (potencial de hidrógeno), oxígeno, turbidez, flujo, nitritos, nitratos, dureza, alcalinidad y nitrógeno amoniacal.


El suministro de alimentos a los peces se efectuará de acuerdo con el tamaño de las especies y con base en la granulometría (medición y graduación que se lleva a cabo de los granos de una formación sedimentaria) que corresponda al contenido de proteínas y grasas correspondientes a cada etapa de desarrollo.


Con estas acciones, la SAGARPA promueve uno de los principales factores que impulsan la producción de tilapia, como es la generación de semilla de alta calidad, cantidad y frecuencia, que se adapte a sus sistemas de producción y condiciones ambientales regionales.