B0426/México, D.F.
  • ​En esta travesía científica participarán 22 especialistas de instituciones de educación superior y centros de investigación.
Con 22 investigadores a bordo, el Buque de Investigación Pesquera y Oceanográfica del Instituto Nacional de Pesca (BIPO-INAPESCA),  que tiene como base operativa el puerto de Mazatlán, Sinaloa, inició su primer crucero para realizar estudios en aguas profundas del Océano Pacífico mexicano.

Esta embarcación del INAPESCA, organismo sectorizado en ámbito de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), partió rumbo al Golfo de California, donde se llevarán a cabo estudios de acústica pesquera, pesca exploratoria, oceanografía física, química y biológica.

Cabe señalar que mediante la acústica pesquera y lances de pesca de control, se podrán determinar índices de abundancia y variaciones espacio–temporales de especies susceptibles de explotación comercial, igualmente se definirá la tecnología de captura adecuada para la extracción de los recursos identificados.

En esta primera etapa de investigación planeada por el INAPESCA, se  considera una fase de prospección, consistente en la ejecución de cruceros de exploración pesquera, mediante la acústica pesquera, que permitan verificar y determinar la existencia de recursos que permitan sentar las bases para impulsar el desarrollo de nuevas pesquerías comerciales sustentables. Esto tanto en la columna de agua como en o cerca del fondo marino

Para la realización de dichas investigaciones, el BIPO INAPESCA cuenta con tecnología de punta para la recopilación de datos, lo que incluye: Sonda científica EK60 multihaz de alta resolución, para la evaluación acústica de los recursos acuáticos, permitiendo con ello la evaluación de su biomasa disponible; ecosonda multihaz de alta resolución para la descripción batimétrica de los fondos marinos, y una ecosonda sísmica que caracterizara el subsuelo del fondo marino, penetrando hasta 250 metros después de la superficie del fondo marino.

Asimismo, cuenta con un perfilador acústico de corrientes, sistema de referencia de movimientos, sensor y perfilador de velocidad de sonido, los cuales son necesarios para calibrar la información que generan los equipos hidroacústicos especializados

Para los equipos de pesca se tienen sonar de pesca omnidireccional, ecosonda de res con cámaras de video y sensores de movimiento que permitirá evaluar la eficiencia de operación de los equipos y volumen de capturas.

Adicionalmente, está dotado de equipo CTD con sensores específicos para medición de parámetros oceanográficos, montado en carrusel muestreador de agua de 24 botellas.

La embarcación cuenta también con un vehículo operado a control remoto (ROV) que puede bajar hasta dos mil metros de profundidad para la toma de muestras, fotos y videos de alta resolución para la elaboración de documentales científicos.

Los investigadores que forman parte del grupo científico en estos primeros cruceros de investigación pertenecen al Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas del Instituto Politécnico Nacional (CICIMAR), Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR), Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), Universidad Autónoma de Baja California, Universidad de Sonora, Instituto de Ciencias Marinas y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Secretaría de Marina, entre otras.