Num. 659 / México D.F. 
  • ​Por instrucciones del secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, se trabaja, en coordinación con los actores del sector cafetalero, en un nuevo esquema de impulso al cultivo de este producto, desarrollo integral del sector, crecimiento sustentable del aromático y fomento al consumo.
  • En la reunión encabezada por el director general de Productividad y Desarrollo Tecnológico de la SAGARPA, Belisario Domínguez Méndez, los cafeticultores se pronunciaron por integrar un programa de fomento a la agricultura que cuente con Reglas de Operación sencillas y claras que fomenten la producción de planta, la renovación de cafetales y la certificación de la producción.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y el sector cafetalero del país iniciaron encuentros para avanzar en la integración de las Reglas de Operación y detonar una política cafetalera que promueva la productividad y competitividad del sector cafetalero nacional, así como el desarrollo integral, el crecimiento sustentable del aromático y que fomente el consumo nacional.


En las reuniones que presidió en representación del titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, el director general de Productividad y Desarrollo Tecnológico, Belisario Domínguez Méndez, subrayó que en la SAGARPA se realiza un trabajo responsable y ordenado con la aplicación de políticas que van acordes con los nuevos tiempos y realidades que vive México y los mercados internacionales.


Comentó que para el Presidente Enrique Peña Nieto el sector cafetalero es una prioridad de su gobierno, por lo que es vital trabajar en conjunto con la cadena productiva  para impulsar una política que incentive la producción sustentable y permita dejar atrás el  asistencialismo.


Durante los encuentros, los cafeticultores se pronunciaron por contar con un programa de fomento a la agricultura que cuente con Reglas de Operación en las que se fomente la producción de planta, renovación de cafetales, así como la certificación de la producción y estímulos económicos para pequeños productores.


Lo que se busca con estas reuniones es integrar las opiniones e ideas de los productores para transformar al campo mexicano, por lo que coincidieron en la actualización del Padrón Nacional Cafetalero que estimule a los verdaderos productores de este sector ser sujetos de incentivos económicos, con reglas claras, sencillas y transparentes, además de la renovación de cafetales y la certificación de la producción.


En cuanto a la política nacional cafetalera, los participantes delinearon acciones de trabajo a corto, mediano y largo plazo, dentro los cuales se ponga en marcha un Centro Nacional de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico del Café, que permita incrementar la producción, funcione como un organismo generador de tecnología y de información del mercado.


En la primera reunión, el representante nacional del Sistema Producto Café, Cruz José Arguello Miceli, destacó la importancia de estas reuniones en las que los productores participan directamente en la conformación de un nuevo esquema nacional de atención a la cafeticultura mexicana.


Comentó que el trabajo conjunto e incluyente es prioritario, sobre todo si se toma en cuenta la opinión y sugerencia de las organizaciones, que conocen a fondo los problemas que aquejan al sector.


En una segunda reunión, dirigentes del Frente Amplio Campesino (FAC) mencionaron que son necesarios los trabajos coordinados con el fin de alcanzar un acuerdo en beneficio de los productores de café, con bases firmes y una plataforma para una nueva política nacional del aromático.


Otros líderes se pronunciaron también porque el nuevo programa para la cafeticultura mexicana incremente las oportunidades de desarrollo, genere fuentes de empleo y posicione al sector en niveles competitivos de estándares internacionales.


Cifras de la Organización Internacional del Café destacan que, en el ciclo 2012-2013, la producción mundial  de café ascendió a cerca de 145 millones de sacos, de los que México produjo 4.3 millones.  Nuestro país cuenta con más de 511 mil productores que trabajan en 697.3 mil  hectáreas.


En estas reuniones participaron los presidentes del Sistema Producto Café de los principales estados productores del país, líderes de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC), de las asociaciones Nacional del Café (ANACAFÉ) y la Mexicana de la Cadena Productiva del Café (AMECAFE) y representantes del FAC, como la Unión Nacional de Trabajadores del Campo (UNTA), la Coordinara Nacional Plan de Ayala (CNPA) y la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC), entre otros.