NUM.374/México, D.F.,
  • ​Su captura, cuyo periodo concluirá el próximo año, genera más de mil 200 empleos y una extracción superior a la del año pasado.

Con base en estudios biológico pesqueros efectuados por el Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA) sobre el estado y niveles de disponibilidad de las poblaciones de langosta, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) determinó que a partir del 1 de julio se abrirá la temporada de captura de langosta en las zonas productoras de la península de Yucatán.


De acuerdo con los estudios de prospección realizados por investigadores del Centro Regional de Investigación Pesquera (CRIP) del INAPESCA en Yucalpetén, Yucatán —que incluyeron monitoreos en áreas de reclutamiento desde Dzilam de Bravo hasta El Cuyo— se prevé una extracción superior a la de la temporada anterior que fue de 300 toneladas, de acuerdo con registros de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca  (CONAPESCA).


La temporada de captura de langosta, que tendrá vigencia del primero de julio de 2013 al 28 de febrero de 2014, generará alrededor de dos mil 500 empleos, si se consideran las diferentes fases de producción, que van desde la pesca hasta los procesos de distribución y comercialización del producto.


Cabe señalar que la SAGARPA, a través del INAPESCA, permanentemente realiza estudios sobre la población de langosta y su hábitat, y efectúa evaluaciones biológicas sobre el estado del recurso.


Estos análisis permiten el aprovechamiento sustentable de la especie y vigilar el desarrollo de los organismos, desde su estado larvario hasta la etapa de  madurez, que es cuando alcanzan la talla de extracción para explotación comercial.


Derivado de las investigaciones del Instituto, se han establecido regulaciones para la pesquería de langosta como la de talla mínima de captura, que debe ser de 135 milímetros de longitud del abdomen, y la prohibición de pesca de hembras en etapa de reproducción.


Durante el período de captura, la CONAPESCA en coordinación con la Secretaría de Marina y autoridades locales realiza acciones de supervisión y vigilancia para que se cumplan las normas de extracción del crustáceo.


Es de resaltar que la producción de langosta en la península de Yucatán, a cuya captura se dedican mil 200 pescadores, está compuesta en 99 por ciento por la especie Panulirus argus y el resto por Panulirus guttatus.

Propiedades nutritivas


Especialistas en nutrición destacan que la abundancia de yodo de la langosta permite al cuerpo humano regular el nivel de energía y optimizar el funcionamiento de las células.


Además, la carne del crustáceo contribuye a regular los niveles de colesterol y procesar los hidratos de carbono que son importante fuente de energía para el organismo.