El propósito inicial de esta acción es verificar, en las localidades donde hay acceso, el número de productores asegurados y no asegurados, los cultivos con mayor afectación y las condiciones del ganado y de la infraestructura de las unidades productivas.


La SAGARPA prevé que una vez superada la emergencia en las entidades afectadas se tenga un diagnóstico oportuno para iniciar la rehabilitación de infraestructura agropecuaria y apoyar la restitución de las capacidades de los productores.


Actualmente opera el Programa Prevención y Manejo de Riesgos, entre cuyos componentes destaca el de Atención a Desastres Naturales en el Sector Agropecuario y Pesquero (Fondo de Apoyo Rural por Contingencias Climatológicas).


La población objetivo se divide en dos estratos, uno para quienes cuentan con seguro y otro para productores de bajos ingresos que no cuenten con algún tipo de aseguramiento público o privado y que se vean afectados por fenómenos naturales relevantes para la actividad agrícola, pecuaria, pesquera y acuícola.


Cabe señalar que el secretario de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez, por instrucciones del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, ha estado coordinando las acciones de atención a la emergencia por lluvias torrenciales en el estado de Veracruz.


Como parte de estas tareas, en sesión del Consejo Estatal de Protección Civil se anunció la creación de un fondo de atención al sector por 95 millones de pesos (81 del gobierno federal y 14 por el estatal) para resarcir daños en superficies agropecuarias.


Entre las prioridades, destaca también la gestión que se realiza ante la Secretaría de Gobernación para obtener las declaratorias de emergencia para los municipios afectados por el fenómeno meteorológico.