NUM.349/México, D.F.,
  • ​Para el 2013, el presupuesto del PETH detonará más de dos mil millones de pesos con créditos bancarios, aseguró el subsecretario de Alimentación y Competitividad, Ricardo Aguilar Castillo.
  • El programa de la SAGARPA, la mejor alternativa que incentiva a los productores del sur–sureste para que accedan a créditos agropecuarios preferentes otorgados por la banca de desarrollo y comercial.

Con el objetivo de fomentar la productividad de cultivos y actividades con mercado y potencial, el Proyecto Estratégico Trópico Húmedo (PETH) destina para el presente año 500 millones de pesos, los cuales servirán para detonar créditos bancarios por dos mil millones de pesos  en 23 estados, principalmente en las entidades del sur–sureste del país.


El subsecretario de Alimentación y Competitividad de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Ricardo Aguilar Castillo, aseguró que la mezcla de recursos, incentivos a la producción, junto con el crédito agropecuario otorgado por la banca de desarrollo y comercial potencializan la inversión en el campo.


Indicó que con el componente de Inducción al Financiamiento se otorgan recursos para mejorar la viabilidad financiera de proyectos y actividades con potencial y mercado, canalizados a través de FIRA y Financiera Rural, y de esta forma cumplir con la disposición del Presidente Enrique Peña Nieto, de permitir a los productores acceder a créditos bancarios para facilitar la inversión en sus proyectos y así sumarse a la construcción de un México próspero.


Añadió que esto también redituará en un crecimiento económico sostenido y sustentable, que permita reducir la pobreza y elevar la calidad de vida de la población.


El mecanismo de Inducción Financiera permite a los productores contar con hasta el 30 por ciento del costo del establecimiento de nuevas plantaciones o la producción de planta, incentivando planes de negocio e incluso induciendo a consolidar clústeres que impulsa la Subsecretaría de Alimentación y Competitividad en la zona sur–sureste del país.


Aguilar Castillo explicó que la SAGARPA aporta el 30 por ciento de los recursos, como incentivos a la producción y el 70 por ciento del costo del proyecto es con financiamiento, lo que sin duda hace la operación rentable.


De esta forma, quien decida invertir  contará con el respaldo del gobierno y de la banca de desarrollo para beneficio de sus familias. La intención es cristalizar medidas que permitan detonar el crecimiento de pequeños productores rurales e incluirlos en las cadenas de valor, a fin de inducirlos hacia una mayor generación de ingresos.


El subsecretario estableció que la inducción al financiamiento comprende incentivos a la producción de planta, establecimiento de nuevas plantaciones, certificación de la producción, proyectos integrales de leche, carne, acuícolas e infraestructura con impacto inmediato a la producción.