B0370/México, D.F.
  • ​Con más de 40 obras inspiradas en obreros, campesinos y el campo, se inauguró una muestra de la autora que estará hasta el 14 de junio en la explanada del edificio sede de la SAGARPA.
  • En representación del secretario Enrique Martínez y Martínez, el oficial mayor de la SAGARPA, Marcos Bucio Mújica, indicó que la dependencia dedica sus espacios para mostrar el arte en coordinación con otras instancias.
  • La coordinadora del Salón de la Plástica Mexicana, Cecilia Santa Cruz, destacó la trayectoria de la artista Sarah Jiménez, quien ha expuesto en más de 27 países.
  • La autora subrayó la importancia de abrir espacios para exhibir la obra de los artistas coahuilense mexicanos y democratizar la cultura, al lograr llevar el arte fuera de los museos.
En homenaje a los 87 años de la artista plástica Sarah Jiménez, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) inauguró una exposición con grabados de su autoría realizados entre 1953 y 2014.

Con más de 40 obras inspiradas en obreros, campesinos y el campo se inauguró esta muestra que estará hasta el 14 de junio en la explanada del edificio sede de la dependencia, en la ciudad de México.

En representación del secretario Enrique Martínez y Martínez, el oficial mayor de la SAGARPA, Marcos Bucio Mújica, indicó que la dependencia dedica sus espacios para mostrar el arte en coordinación con otras instancias, como el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Salón de la Plástica Mexicana, entre otros.

Abundó que la muestra que hoy se presenta está inspirada en las necesidades de los trabajadores y campesinos, así como en motivos revolucionarios, lo que muestra a la artista en su faceta de luchadora social.

En su participación, la coordinadora del Salón de la Plástica Mexicana, Cecilia Santa Cruz, destacó la amplia trayectoria de la artista Sarah Jiménez, quien ha expuesto en más de 27 países y cuya obra es conocida alrededor del mundo.

Subrayó que como contemporánea de grandes pintores y muralistas, como Frida Kahlo y Diego Rivera, dedicó su obra a las necesidades del sector social y, particularmente, a los obreros y campesinos.  

Destacó que las imágenes plasmadas van desde retratos de Zapata, Lucrecia Toriz y Benito Juárez, hasta movimientos obreros y luchas campesinas en  defensa de la tierra.

En su participación, la artista Sarah Jiménez subrayó la importancia de abrir espacios para exhibir la obra artística y democratizar la cultura, al lograr llevar el arte fuera de los museos.

Sarah Jiménez es uno de los miembros más destacados del Salón de la Plástica Mexicana y una de las mayores exponentes del grabado en México. Su obra ha sido exhibida en galerías y exposiciones colectivas en la ex Yugoslavia, Cuba, Chile e Italia, entre otros países.

En 1954 participó en la creación de un mural en la Escuela Belisario Domínguez, en la que parte de su trabajo era plasmar un soldado caído de la Revolución Mexicana.

Actualmente, el Museo Nacional de la Estampa cuenta con una serie de obras de su autoría realizadas en la década de los 60’s durante una estancia que realizó en la Habana, Cuba, y en la que retrata la Revolución Cubana.

En el evento inaugural participaron los coordinadores generales de Ganadería, Francisco Gurría Treviño, y de Enlace Sectorial, Héctor René García Quiñones; el director general de Desarrollo y Administración de Recursos Humanos, Enrique Quiroz Acosta; el urbanista Alberto Imaz; el asesor del secretario, Santiago Castro, y  la directora de Pago en Especie del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Cristina López Beltrán.

También asistieron los muralistas Rina Lazos, Arturo Estrada y Arturo García Bustos; la pintora Helen Bickhan; la promotora cultural, Lilia Cárdenas; el pintor Celso Zubire, y el escultor Isidro Castellanos.