NÚM. 115 / Ciudad de México

  • El subsecretario de Agricultura, Jorge Armando Narváez Narváez, sostuvo una reunión de trabajo con los integrantes del Consejo Mexicano Vitivinícola.
  • Entre los temas que se abordaron destacan: establecer un plan de trabajo conjunto para atender las principales necesidades del sector y generar un vínculo con la banca de desarrollo para potenciar los programas y componentes a los que pueden acceder los productores.

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y el Consejo Mexicano Vitivinícola acordaron establecer una agenda de trabajo estratégica para darle seguimiento a los proyectos productivos y acciones de largo alcance en beneficio del sector, aseguró el subsecretario de Agricultura, Jorge Armando Narváez Narváez.

En el encuentro, en representación del titular de la SAGARPA, José Calzada Rovirosa, el funcionario federal expresó que el Gobierno de la República tiene especial interés en atender de forma integral y profesional al sector vitivinícola nacional.

Refirió que México ocupa el lugar 29 a nivel mundial en producción de uvas con un valor de cinco mil 936 millones de pesos, lo cual, dijo, resalta la importancia de impulsar este rubro.

Entre las propuestas que se hicieron en la reunión, destaca la disposición de los productores para coadyuvar en el diseño de políticas públicas y estrategias socioeconómicas del sector vitivinícola.

Otros ejes temáticos que se trataron en el encuentro fueron: establecer una mayor superficie de hectáreas plantadas, incrementar la infraestructura y equipamiento industrial, mecanización del campo y los viveros o porta injertos.

También se buscará avanzar en la tecnificación del riego, agricultura de precisión, asesoría técnica, producción orgánica, buenas prácticas de producción, así como certificaciones de inocuidad y trazabilidad, entre otros.

El Consejo representa al 90 por ciento de la industria vitivinícola nacional y a este organismo pertenecen productores de los estados de Sonora (primer lugar en producción de uva), Coahuila, Querétaro, Chihuahua, Aguascalientes, San Luis Potosí, Guanajuato, Zacatecas y Nuevo León.

El Consejo es un órgano de consulta y colaboración entre la cadena productiva en las cinco vocaciones de la vid (pasa, uva mesa, uva vino, brandy y jugos y concentrados) y los diferentes actores de gobierno.

Por parte del Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV) asistieron el presidente de este organismo, Daniel Milmo Brittingham; el secretario, Hans J. Backhoff Guerrero; el tesorero, Antonio Treviño Martínez Estapé, y el director general, Gabriel Padilla Maya.

Además representantes de las casas de vino  Santo Tomás, Santiago Cosío Pando; de Servicios Corporativos Pernod Ricard México, Marco A. Vázquez de la Rosa, y de Freixenet de México, Luis Raventós Jane,  entre otros.