NUM.567 / Mérida, Yucatán.

  • La industria avícola nacional ha aprendido a hacer las cosas de diferente manera y prueba de ello es que ya se ha exportado huevo a Estados Unidos, procedente de la zona de Tepatitlán, Jalisco: SENASICA 

  • El Programa Nacional de Sanidad y Producción Avícola 2015-2018 busca erradicar del país la Influenza Aviar de Alta Patogenicidad e impulsar la reingeniería de las regiones, lo que implica aplicar estrictamente las medidas de bioseguridad y propiciar la desconcentración de granjas avícolas, es decir, que haya entre 10 y 15 kilómetros de distancia entre las unidades de producción.  

La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) promueve la aplicación de múltiples mecanismos de sanidad e inocuidad en la producción avícola, a través del impulso de políticas públicas destinadas a garantizar el abasto de pollo y huevo tanto para el mercado nacional como al de exportación.

Así lo expresó el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), Enrique Sánchez Cruz, durante una reunión que sostuvo con avicultores de la Península de Yucatán.

Durante la reunión en la que se presentó el Programa Nacional de Sanidad y Producción Avícola 2015-2018, el funcionario de la SAGARPA resaltó que la industria avícola nacional ha aprendido a hacer las cosas de diferente manera y prueba de ello es que ya se ha exportado huevo a Estados Unidos, procedente de la zona de Tepatitlán, Jalisco.

Otro indicativo importante, destacó, es que los avicultores ya advirtieron la necesidad de contar con unidades de producción de gallinas reproductoras en áreas libres de enfermedades como Influenza Aviar (IA) y New Castle, destinadas a abastecer a la industria nacional de aves para poblar granjas productoras de huevo y pollo, para lo cual ya hay proyectos importantes en Chihuahua, Zacatecas y San Luis Potosí.

Exhortó a los avicultores de la península de Yucatán a preservar su estatus privilegiado de libre de Influenza Aviar y otras enfermedades de las aves como New Castle, para lo cual es necesario aplicar las medidas de bioseguridad en las granjas, así como respetar las regulaciones federales de movilización y distancia entre las unidades de producción.

El funcionario de la SAGARPA reiteró que la Influenza Aviar se encuentra en forma natural en las aves silvestres en todo el mundo, y al migrar pueden infectar a las aves endémicas y éstas a las unidades de producción, es por ello que la vigilancia epidemiológica, la bioseguridad de las granjas y el reporte oportuno de parte de los avicultores es indispensable para proteger la avicultura nacional de esta enfermedad.

Recordó que en los últimos cuatro meses de 2015 por lo menos 15 países del mundo han reportado brotes de IA ante la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE, por sus siglas en francés).

Finalmente, resaltó la importancia de armonizar las regulaciones, federal, estatal y municipal, a fin de evitar que se establezcan granjas avícolas a distancias menores a las establecidas en las normas federales para prevenir que un brote colapse la producción avícola de toda una región.

El presidente de la Unión Nacional de Avicultores (UNA), Jorge García de la Cadena, presentó ante los productores de Yucatán el Programa que propone mejorar el estatus sanitario avícola nacional, dentro de lo que se considera  constituir un fondo de emergencia para atender cualquier eventualidad sanitaria de alto impacto.

Este programa, alineado al Plan Nacional de Desarrollo, busca principalmente erradicar del país la Influenza Aviar de Alta Patogenicidad; impulsar la reingeniería de las regiones -lo que implica aplicar estrictamente las medidas de bioseguridad- y propiciar la desconcentración de granjas avícolas, es decir, que haya entre 10 y 15 kilómetros de distancia entre las unidades de producción, explicó.

El director general de Salud Animal del SENASICA, Joaquín Delgadillo Álvarez, informó que en breve se publicará en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo para actualizar el manejo de la Influenza Aviar H7 y H5 en el país, con lo cual se harán aún más eficientes los trabajos que se llevan a cabo.

Resaltó que el control de movilización de aves y las excretas, así como su tratamiento térmico y la desinfección de vehículos en puntos de verificación han sido herramientas fundamentales para evitar la dispersión de enfermedades; por ello, ahora se impulsa la instalación de plantas de sacrificio y de tratamiento térmico de la gallinaza y la pollinaza en puntos estratégicos del país.

También se promueve entre los avicultores la certificación y la aplicación de las Buenas Prácticas de Producción Avícola, lo cual se lleva a cabo en coordinación con la Dirección General de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera del SENASICA.

Invitó a los productores avícolas de la región a ser los primeros en sumarse a este proyecto, con la finalidad de conservar el estatus sanitario de privilegio que tiene la Península de Yucatán.

Informó que se apoya a las autoridades sanitarias de Belice con técnicos, pruebas y reactivos de laboratorio para combatir un brote de H5 de baja patogenicidad que tuvieron, y con ello, de proteger el estatus sanitario de la península de Yucatán.

Por su parte, el director general de Inspección Fitozoosanitaria, Arturo Calderón Ruanova, señaló que el SENASICA continúa con el proceso de digitalización de los avisos de movilización de mercancías agroalimentarias.

Con esto, además de agilizar el trámite, se fortalece el sistema de trazabilidad, pues en tiempo real se cuenta con información sobre el origen y destino de los productos, lo cual eleva la competitividad y da certeza a los mercados y a los consumidores.

El presidente de la Unión de Avicultores del Sureste, Jorge Puerto, indicó que para proteger la avicultura de la Península de Yucatán es necesario continuar y reforzar la vigilancia en Puntos de Verificación Federales (PVIF), así como en los 18 Puntos de Verificación Interna Interestatales (PVII), y propuso homologar los manuales de procedimientos de los tres estados.

El catedrático de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Autónoma de Yucatán,  Edwin Gutiérrez, presentó un análisis de riesgo de la entrada del virus de IA a la Península, que realizó a instancia de los avicultores de la región.

En la reunión estuvieron avicultores de Campeche, Yucatán y Quintana Roo, el director de la Comisión México Estados Unidos para la Prevención de la Enfermedades Exóticas de los Animales (CPA, por sus siglas en inglés), Igor Romero Sosa, y el coordinador del Consejo Peninsular, Sergio Abiel Garfias Rosales, entre otros.