NUM.654 / Pachuca, Hgo. 

  • Por instrucción del secretario José Calzada Rovirosa, se realiza un trabajo de integración de las cadenas de valor, a nivel regional y local, con el fin de mejorar la comercialización de los productos.

  • Ante estimaciones de crecimiento en la demanda, por parte de organismos internacionales, los productores se encuentran ante la oportunidad de satisfacer al mercado mundial, lo cual traerá importantes beneficios económicos para el país. 

Ante las estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés)  y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) de un continuo crecimiento en la demanda mundial de proteína de origen animal, el Gobierno de la República impulsa la organización de los productores pecuarios y facilita su acceso al financiamiento.

Lo anterior lo afirmó el coordinador general de Ganadería, Francisco Gurría Treviño, al dictar la Conferencia Magistral Políticas Públicas en Apoyo a la Caprinocultura y Ovinocultura, en el marco del VII Congreso Internacional del Borrego (CIBO 2015) y del II Simposio Nacional de la Cabra, en el que señaló que ante este panorama prometedor se fortalece la actividad, a fin de contar con los elementos necesarios para consolidar un sector productivo.

Destacó que México se encuentra en el séptimo lugar mundial como oferente de proteína animal. Es por ello que, dijo, ante las estimaciones de los organismos internacionales de un crecimiento en la demanda, los productores nacionales se encuentran ante la oportunidad de satisfacerla, lo cual traerá importantes beneficios económicos para el país.

Ante unos mil congresistas el funcionario federal indicó que por instrucción del secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Social, Pesca y Alimentación, José Calzada Rovirosa, se realiza un trabajo de integración de las cadenas de valor, a nivel regional y local, para mejorar la comercialización de los productos.

Gurría Treviño resaltó que en los últimos años se ha incrementado la calidad  genética de las especies menores, o pequeños rumiantes, por lo que se fortalecen los mecanismos de capacitación, investigación y transferencia de tecnología para mantener y elevar el estatus sanitario del país, así como apoyar el desarrollo de productos con valor agregado.

Subrayó que hay avances notables en el sector de las especies menores, “un ejemplo es que hace 20 años sólo existían en el mercado dos marcas de queso de cabra debidamente registradas, hoy tenemos 50 y todas están debidamente legalizadas”.

“En los ovinos, hace 25 años -antes de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte- se importaban miles de toneladas anuales de carne de cordero provenientes de Uruguay, Nueva Zelanda, Estados Unidos y otros países nórdicos, lo que representaba el 70 por ciento del consumo nacional. Hoy es exactamente al revés, se importa menos del 30 por ciento de lo que consumimos”, añadió.

Aseveró que el sector pecuario es uno de los más importantes de nuestro país, de los 10 productos de mayor valor que México produce, cinco son pecuarios; la ganadería, agregó, representa también casi la mitad del valor de la producción agropecuaria.

Por ello, remarcó, se continuará apoyando a los productores de pequeños rumiantes con estímulos para repoblamiento, mejoramiento genético, asistencia técnica y capacitación especializada.

En el evento participaron también la delegada de SAGARPA en Hidalgo, Carmen Dorantes Martínez; el director del Congreso Internacional del Borrego, Gerardo Lazo de la Vega Beltrán, y el presidente de la Unión Nacional de Ovinocultores y del Consejo Nacional de los Recursos Genéticos Pecuarios (CONARGEN), Juan de Dios Arteaga Castelán.