NUM. 629/ México, D.F.

Con las reformas estructurales, el Gobierno de la República impulsa la gran cruzada por el crecimiento de México, ya que con progreso económico se vencerá el hambre, la informalidad y los flagelos de la inseguridad, aseguró el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez.


“Este país tiene que crecer económicamente, y estas reformas están alineadas precisamente para quitar las ataduras, la camisa de fuerza que tiene el país para producir, para crecer económicamente, por lo que no son casuales estas iniciativas del Presidente Enrique Peña Nieto”, enfatizó.


En el marco de la inauguración de los trabajos del Día Mundial de la Alimentación, organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la SAGARPA, el secretario Enrique Martínez y Martínez señaló que “hay que tener mucho valor, como lo tiene el Presidente de México, para poner los puntos sobre las íes en los temas neurálgicos que detienen la marcha de este país.


Ante líderes y representantes de instancias gubernamentales, iniciativa privada, sociedad civil, investigadores, académicos y legisladores, el titular de la SAGARPA detalló que en los últimos 10 años el Producto Interno Bruto (PIB) creció 1.9 por ciento, cifra que no es suficiente para darle oportunidad a un millón de mexicanos que cada año tratan de incorporarse al proceso productivo nacional.


En la Secretaría, dijo, se enfilan programas y políticas públicas que impulsen la producción agroalimentaria del país, con un cambio del asistencialismo a incentivar la productividad y competitividad en el campo mexicano.


La finalidad es, sostuvo, combatir el hambre en el país y luchar para mejorar las condiciones de desnutrición de millones de mexicanos.


Explicó que el Gobierno de la República, consciente de esta realidad, emprende acciones como la Cruzada Nacional contra el Hambre; no es casual, es una preocupación seria del Presidente de México por esos millones de compatriotas que no tienen lo más elemental, puntualizó.


Este foro, indicó, coadyuvará a fortalecer el trabajo interinstitucional para la alineación de políticas públicas que tengan resultados efectivos, dejar atrás el discurso y mostrar en los hechos cómo producir más alimentos para la población mexicana, acotó.


Subrayó que la FAO estima que en el año 2050 habrá más de nueve mil millones de seres humanos, lo que significa que durante los próximos 37 años se tiene que producir casi el doble de lo que en toda la historia de la humanidad se ha logrado.


Por ello, apuntó, hay que vencer los grandes retos en el sector, como el cambio climático, distorsiones del mercado por alta producción y la disparidad entre productores de clase mundial y los desprovistos de lo más elemental.


Reconoció los trabajos de la FAO y su enfoque para impulsar la agricultura familiar a nivel mundial, arraigar a las familias y disminuir la urbanización de zonas rurales; en México, ejemplificó, cada año se pierden 30 mil hectáreas que dejan de producir alimentos.


Aseveró que “tenemos que crear toda una cultura, una corriente, para que por generaciones la gente que sabe producir se quede en el campo produciendo, que no exista esa migración del campo a la ciudad”.


Por su parte, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, resaltó la importancia de impulsar políticas públicas para abatir el hambre a nivel mundial, con el apoyo de organismos internacionales como la FAO.


Destacó que la SEDESOL y la SAGARPA trabajan en conjunto para transformar la condición de pobreza extrema alimentaria de siete millones de mexicanos, con esquemas y proyectos que garanticen el acceso y la producción de alimentos, como parte de los lineamientos de la Cruzada Nacional contra el Hambre. 


La representante de la FAO en México, Nuria Urquía Fernández, señaló que el Día Mundial de la Alimentación es conmemorado en los 124 países inscritos en este organismo internacional, con un reto global: lograr atender a más de 840 millones de personas que sufren inseguridad alimentaria.


En video, el director general de la FAO, Graziano da Silva, explicó que se ha reducido el hambre en el mundo, ya que de 870 millones de personas en 2012, se pasó a 850, en 2013, lo que indica que vamos por buen camino; sin embargo, habrá que reforzar acciones para reducirla a la mitad en el 2015, comentó.


Indicó que el enfocar proyectos para desarrollar la agricultura familiar a nivel mundial contribuirá a este desafío, al garantizar la producción de alimentos, la seguridad alimentaria y la sustentabilidad económica y social.    

 

Cabe señalar que en México la SAGARPA y la FAO coordinan el Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA), el cual ha tenido un crecimiento exponencial, con un beneficio para más de 200 mil familias de mil 050 municipios en 20 entidades del país. 


En el evento también participaron, con la representación de la Cámara de Diputados, la  legisladora Gloria Bautista Cuevas; de la Organización Panamericana de la Salud en México, Maureen Birmingham; de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Lorena Larios Rodríguez; de Salud, Eduardo Jaramillo Navarrete, y de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), Mikel Arriola.


Además, los subsecretarios de Alimentación y Competitividad, Ricardo Aguilar Castillo, y de Desarrollo Rural de la SAGARPA, Arturo Osornio Sánchez, así como el comisionado Nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sanchez, entre otros.