NUM. 416/Guadalajara, Jal.

El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) dio a conocer un esquema para que exportadores mexicanos de jitomate se certifiquen en Sistemas de Reducción de Riesgos de Contaminación (SRRC), a fin de que puedan cumplir con el Acuerdo de Suspensión Antidumping de Jitomate que firmaron con el Departamento de Comercio de Estados Unidos.


En respuesta a la instrucción del titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Enrique Martínez y Martínez, de apoyar a la industria del jitomate para que continúe sin aranceles compensatorios la exportación a Estados Unidos, se diseñó este esquema que les permitirá obtener el Aviso Automático de Exportación, que expide la Secretaría de Economía, documento indispensable para concretar la transacción comercial.


La aplicación de los SRRC y del programa de Buen Uso y Manejo de Agroquímicos en la producción primaria, explicó el director general de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera del SENASICA, Hugo Fragoso Sánchez, disminuye el riesgo de que los productos de origen vegetal sean afectados por contaminantes químicos, físicos o microbiológicos.


Este esquema, dijo, se aplicará a otros productos como aguacate, pepino y mango, a fin de fortalecer el sistema de inocuidad a nivel nacional y evitar problemas que pudieran afectar la comercialización en otros países.


Anunció que se espera lograr para 2014 la creación del sello SENASICA Inocuo, que ofrecerá al consumidor mayores garantías de que llegan a su mesa alimentos vegetales de calidad, al igual que lo hace en cárnicos el Sistema Tipo Inspección Federal (TIF).


Recientemente, productores mexicanos de jitomate firmaron con el Departamento de Comercio de Estados Unidos el Acuerdo de Suspensión Antidumping, el cual permite exportar a ese país, sin la aplicación de un arancel compensatorio.


Los productores se comprometieron a trabajar conjuntamente con los exportadores para que todos estén adheridos a él e implementar Sistemas de Reducción de Riesgos de Contaminación; en tanto,  el Gobierno Federal ofreció apoyar a la industria nacional del jitomate para cumplir los acuerdos establecidos.


El director de la Comisión para la Investigación y Defensa de las Hortalizas (CIDH), Mario Robles, recordó que el primer acuerdo antidumping con el gobierno de Estados Unidos se firmó en 1996 y, desde entonces, el volumen de exportación de jitomate mexicano a ese país se duplicó, al pasar de un millón 500 mil libras, a tres millones de libras en 2011.


Derivado de lo anterior, para exportar jitomate a Estados Unidos se debe obtener una Constancia de Adhesión al acuerdo antidumping que expiden a nivel nacional los organismos firmantes del documento, entre ellos la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES), la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida A.C.(AMHPAC), el Consejo Agrícola de Baja California (CABC) y la Confederación Nacional de Productores de Hortalizas y Frutas (CNPH).


De igual manera, se debe contar con la certificación en Sistemas de Reducción de Riesgos de Contaminación, que otorga el SENASICA, para que se pueda obtener el Aviso Automático de Exportación.


Antes de realizar la transacción comercial, se debe presentar este aviso ante la Secretaría de Economía, a través de la ventanilla digital.


El mecanismo ya opera en todos los estados, a través de las delegaciones de ambas secretarías, por ello se realizan reuniones informativas y de capacitación con jefes de los programa de inocuidad en los estados y con los organismos de productores.


Con estos esquemas implementados por el Gobierno Federal, en colaboración con las organizaciones de productores, se tiene un mejor control de las exportaciones, se verifica de manera frecuente la adhesión de los agentes económicos al acuerdo y se revisa el estatus de cumplimiento.


Los productores agradecieron el apoyo del Gobierno Federal para impulsar la exportación del jitomate, en tanto que el delegado de la SAGARPA en Jalisco, Javier Guizar Macías, al inaugurar el evento, destacó que los programas de sanidad e inocuidad son fundamentales para lograr la productividad y competitividad del campo en México.


Participaron en la reunión productores y jefes de programa de los estados de Jalisco, Guanajuato, Nayarit, Sonora, Colima, Zacatecas, Nuevo León y Michoacán, entre otros.