NUM. 501 / Ciudad de México.

  • Durante su participación en la "Cumbre 1000 empresas más importantes de México", el secretario José Calzada exhortó a los presentes a explorar el sector con ánimo de invertir.

Los productos de los sectores primario y agroindustrial que se exportan a Norteamérica, a través del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), no son parte de una concesión, sino resultado del buen trabajo de los productores mexicanos, afirmó el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), José Calzada Rovirosa.

Durante su participación en la "Cumbre 1000 empresas más importantes de México", organizado por la revista Mundo Ejecutivo, el secretario José Calzada Rovirosa señaló que el TLCAN ha sido una historia de éxito para los productores mexicanos, gracias al prestigio ganado con la sanidad, inocuidad y calidad de los alimentos que se producen y exportan.

En el "Panel Agronegocios", el titular de la SAGARPA aseguró que no obstante que el 82 por ciento de los productos agroalimentarios que exporta el país van a Estados Unidos, con un valor el año pasado de más de 22 mil millones de dólares, se trabaja en un proceso de diversificación de mercados.

Ante productores y agroempresarios, así como representantes de las mil empresas más importantes en el país, el funcionario federal precisó que el segundo mercado de México en la exportación de alimentos es Canadá, tercero la Unión Europea, seguidos de Japón, Corea y China, y ya se iniciaron negocios con países de la Península Arábiga, mercados que tienen una importante demanda en este sector.

Subrayó que el Gobierno de la República instrumenta políticas públicas con una visión de alto impacto en el campo nacional, sector que está creciendo al doble que la economía en general, por lo que actualmente representa un espacio de oportunidades para la inversión.

Calzada Rovirosa invitó a los asistentes “a explorar el sector agroalimentario nacional con ánimo de invertir, ya que invertir en el campo es abonar a la paz en el país", acotó.

El campo de México, dijo, cambió y se transformó con el TLCAN, porque al ingresar, el sector agropecuario de México invirtió en innovación, infraestructura,  tecnificación y modernización de los sistemas productivos y en programas para fortalecer sus esquemas en sanidad e inocuidad con estándares internacionales.

Puntualizó que el valor del sector primario y agroindustrial en 2015 fue de 93 mil millones de dólares, de ese tamaño crece y se desarrolla el sector, lo cual lo ubica como un rubro importante y estratégico para el país, al generar economía y una contribución social con la vinculación de los pequeños productores a las cadenas de valor agregado.

Aprovecho la oportunidad para invitar a los productores y agroempresarios a participar en la Feria México Alimentaria 2016, organizada por la SAGARPA, que del 8 al 10 de diciembre será el espacio más importante del país, con la participación de más de 650 productos mexicanos, 32 naciones y la generación de ventas por alrededor de mil millones de dólares.

En este panel también participó el titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales, Gerardo Gutiérrez Candiani, quien resaltó el gran impacto económico y social que representa invertir en el campo del sur sureste mexicano, a base de planes integrales y del acompañamiento del Gobierno de la República, a fin de generar empleos y desarrollo en estas regiones ubicadas en 10 entidades federativas.

Por su parte, el agroempresario Jorge Estévez, destacó que el campo vive un buen momento y es un sector que abre oportunidades a los inversionistas para sumar esfuerzos y continuar al crecimiento del sector agroalimentario nacional.