NUM.818 / México, D.F.

  • El caso mexicano fue un largo proceso en el que nuestro país demostró, con hechos científicos y datos duros que en la pesca de atún ha habido discriminación e impedimento para acceder libremente a los mercados, señaló el comisionado Mario Aguilar Sánchez. 

  • Ahora corresponde al organismo internacional determinar el monto del daño económico ocasionado a las exportaciones mexicanas de atún, refirió el titular de la CONAPESCA. 

  • El director de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT), Guillermo A. Compeán, estableció que la pesca de túnidos que realiza México es altamente sustentable. 

El reconocimiento de la Organización Mundial del Comercio (OMC) a la captura de atún en México como una pesquería sustentable fue un largo proceso en el que nuestro país demostró, con hechos científicos y datos duros, que en la pesca del túnido ha habido discriminación e impedimento para acceder libremente a los mercados, afirmó el comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez.

La pesquería mexicana de túnidos protege a las especies marinas, particularmente a los delfines, e impulsa una producción altamente sustentable para lograr un acceso efectivo a los mercados, puntualizó al dictar la conferencia magistral “Atún-delfín, el caso mexicano”.

“Las poblaciones de delfines están protegidas en el Océano Pacífico Oriental (OPO), que es donde opera la pesca de túnidos en México”, enfatizó el funcionario federal.

En la segunda jornada de actividades del Foro Económico de Pesca y Acuacultura 2015, Aguilar Sánchez reiteró que el fallo de la OMC a favor de nuestro país es una oportunidad para que el gobierno estadounidense se sume a México en la estrategia que lleva a cabo por la sustentabilidad pesquera y la protección de las especies marinas.

Ahora corresponde al organismo internacional determinar el monto del daño económico ocasionado a las exportaciones mexicanas de atún; es la fase en la que nos encontramos, detalló el comisionado Mario Aguilar Sánchez.

En el encuentro organizado por la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), dijo que nuestro país ha sido discriminado, a pesar de que tiene una pesquería altamente sustentable, comparativamente más que otras naciones que sí tienen acceso a los mercados.

Ante productores, investigadores, comercializadores, académicos y especialistas internacionales, entre otros asistentes al encuentro de dos días, detalló el largo proceso por el que México transitó para obtener una resolución favorable.

Ejemplificó que, en uno de los procesos del juicio, la OMC pidió a Estados Unidos modificar su normatividad para acabar con la discriminación, lo que ocurrió pero no a satisfacción de México, debido a que no se garantizaba el acceso efectivo.

“La objetamos por insuficiente, tuvimos un primer fallo a nuestro favor, la contraparte apeló y el pasado viernes se dio a conocer el nuevo fallo en el que, una vez más, México prevaleció”, precisó.

Adelantó que una de las principales políticas públicas que se robustecerán el próximo año será la de fortalecer el trabajo con los productores e integrantes de la cadena productiva pesquera y acuícola para informar a la población del esfuerzo para acercar a la mesa de los consumidores pescados y mariscos mexicanos de alta calidad nutricional.

Por su parte, el director de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT), Guillermo A. Compeán, declaró que la pesca de túnidos que realiza México es altamente sustentable.

Señaló que, tratándose de redes de cerco, la captura de atún en México es una de las más reconocidas a nivel mundial.