NUM. 261 / México, D.F.

  • La nueva variedad es adaptable a condiciones de temporal para zonas áridas y semiáridas en la región mixteca (Puebla, Oaxaca y Guerrero).

  • El aceite sustraído de la higuerilla es usado como materia prima para la producción de bioenergía que actualmente tiene demanda en la industria automotriz y aeronáutica.

  • Los técnicos del INIFAP-SAGARPA capacitan a los productores en métodos de siembra, preparación del terreno, fertilización, manejo de post-cosecha, poda, controles de maleza, plagas y enfermedades. 

    El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) generó la variedad RC-40 de higuerilla en condiciones de temporal para zonas áridas y semiáridas en la región mixteca (Puebla, Oaxaca y Guerrero), con el objetivo de aumentar la producción de bioenergéticos.

    El investigador del INIFAP –organismo desconcentrado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA)-,    Horacio Espinosa Paz, señaló que sembrar higuerilla de calidad como especie bioenergética para producir biodiesel o bioturbosina, representa una oportunidad productiva.

    Destacó que el aceite sustraído de la higuerilla es usado como materia prima para la producción de bioenergía, que actualmente tiene una amplia demanda en la industria automotriz y aeronáutica, además de que genera beneficios en el cuidado del medio ambiente.

    Otro producto que se obtiene de los granos de la higuerilla, abundó, es aceite de uso industrial para el mantenimiento de diversas máquinas, ya que por su consistencia viscosa, transparente, incolora o amarilla pálida y de ligero olor es posible emplearla como lubricante en motores.

    El especialista Horacio Espinosa Paz explicó que actualmente se siembra la variedad criolla de higuerilla RC-40, con un proceso que inicia desde que se establecen las lluvias (marzo-abril) hasta el 30 de junio.

    Dentro de los paquetes tecnológicos, añadió, los técnicos del Instituto capacitan a los productores en métodos de siembra, preparación del terreno, fertilización, manejo de post-cosecha, poda, controles de maleza, plagas y enfermedades.

    Otros usos que se le puede dar a este producto es la pasta resultante, la cual puede ser utilizada como abono orgánico debido a su alto contenido de nitrógeno; también se utiliza como remedio medicinal para problemas del intestino.