Las intensas lluvias registradas en gran parte del país benefician la producción nacional, contribuyen a la recuperación del hato ganadero y permiten un abasto regular de alimentos, por lo que no hay ninguna razón que justifique alza de precios, afirmó el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez.


“Categóricamente decimos: No hay nada que justifique alza de precios. La producción está abasteciéndose con regularidad”, puntualizó Martínez y Martínez en el marco de su participación en la 36 edición de la Conferencia de América del Norte y la Unión Europea sobe Agricultura (CANUEA), encuentro que se realiza en el país luego de más de una década.


Indicó que en los últimos meses se han identificado fluctuaciones en el precio de productos como el tomate, pero no en los 12 artículos que impactan en la canasta básica, como maíz, azúcar, frijol, trigo y huevo, entre otros; se trata incluso de alimentos que van a la baja, subrayó.


Afirmó que tras una prolongada sequía –que en algunas regiones duró alrededor de tres años—, actualmente más de 100 millones de hectáreas ganaderas y más de 22 millones de hectáreas cultivables se han visto beneficiadas con las precipitaciones de las últimas semanas.


Cifras de la última evaluación preliminar, destacan que de las 569 mil hectáreas afectadas, en alrededor de 300 mil (en gran parte aseguradas) ya ha sido constatada la pérdida, para efectos del aseguramiento.


Agregó que por tratarse de una situación de emergencia, las aseguradoras ya adelantan el pago de seguros catastróficos.


En cuanto a las colmenas, precisó que prácticamente están aseguradas en su totalidad, y el pago de la cobertura permitirá a este sector reactivar de manera pronta la producción de miel.


Veníamos de una sequía muy prolongada, quizá la más fuerte en los últimos años, que mantenía a las presas en sus niveles mínimos e incluso anulaba ciclos agrícolas; sin embargo, las lluvias permitirán al país contar con un ciclo normal e incluso una producción mayor en productos como granos, detalló el secretario Enrique Martínez y Martínez.


Refirió que ante esta estimación de producción excedentaria en granos, ya se aplican esquemas de reconversión para evitar la caída de precios y que éstos impacten en la economía de los productores.


Citó que en Sinaloa se está en pláticas con el sector productivo de maíz blanco para que sustituyan la producción de alrededor de dos millones de toneladas por maíz amarillo.


Al emitir su mensaje de inauguración de la CANUEA –que se organiza cada dos años con la participación de líderes de las principales organizaciones de productores agropecuarios de Estados Unidos, Canadá, México y la Unión Europea— el secretario recordó que, de cara al año 2050, uno de los principales retos que enfrenta el sector es lograr que la producción de alimentos sea cada vez más intensa y brinde mayor calidad de proteínas para consumo.


Para México los cambios climáticos son una realidad, toda vez que su sector agrícola ha registrado por años una intensa sequía, así como fenómenos atípicos (heladas, lluvias y plagas) que nos llevan a responsabilizarnos a producir con el cuidado que debemos al medio ambiente, agregó.


 El anfitrión de la CANUEA fue el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) y contó con la asistencia de productores líderes de 14 países, entre los que se encuentran el presidente de la Organización de Agricultores Europeos (COPA), Jan Albert Maat; el representante del Consejo de la Organización Mundial de Agricultores, Ron Bonnett, y el presidente de la American Farm Bureau Federation, Bob Stallman.


También participaron el primer vicepresidente de la Federación Canadiense de Agricultores, Humphrey Banack; el presidente del CNA, Benjamín Grayeb, y el presidente de la Confederación General del Cooperativismo Agrario en la Unión Europea (COGECA), Christian Pees, entre otros.