B054/México, D.F.
  • ​Estudios biológicos del INAPESCA recomiendan la aplicación de acciones y un plan de manejo pesquero para esa especie, lo que protegerá su desarrollo y reproducción en las costas de Yucatán, Campeche y Quintana Roo.
  • La pesquería contribuye a generar recursos en beneficio directo de más de ocho mil pescadores de 12 municipios costeros de la región.
Con la finalidad de propiciar la recuperación de los niveles de abundancia del mero y mantener su producción en aguas territoriales de las costas de Yucatán, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) -cuyo  titular es Enrique Martínez y Martínez- y los productores del caribe mexicano acordaron aplicar medidas para mantener el desarrollo sustentable de la pesquería de esa especie, de cuya captura depende la economía de más de ocho mil pescadores de la región.
 
Con base en estudios biológicos pesqueros realizados por especialistas del Centro Regional de Investigación Pesquera (CRIP) del INAPESCA  en Yucalpetén, Yucatán,  y con fundamento en  las atribuciones técnicas de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA); se estableció que a partir del próximo 15 de febrero iniciará el período de veda que tendrá vigencia hasta el 14 de marzo del año en curso, en los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo.
 
El mero (Epinephelus moriok) es una de las principales especies de producción pesquera comercial en México, por lo que la aplicación de vedas y planes de manejo pesquero contribuyen a la producción sustentable y disponibilidad de especies de origen marino, y coadyuvan a garantizar la seguridad alimentaria de los productores del mar.
 
Cabe señalar que las más recientes evaluaciones sobre este recurso pesquero, practicadas por los investigadores del CRIP-Yucalpetén, destacan una baja en la biomasa (volumen) del recurso, por lo que recomendaron aplicar medidas para proteger el desarrollo y reproducción de la especie.
 
Como parte de estas medidas -que también contribuirán a conservar las fuentes de ingresos de los pescadores de 12 municipios costeros establecidos a lo largo de los 378 kilómetros del litoral yucateco-, el Instituto Nacional de Pesca propuso el Plan de Manejo Pesquero, dirigido a la recuperación del recurso y al aprovechamiento sustentable de las especies asociadas a dicha pesquería.
 
Dicho plan propone la ampliación del período de veda para posibilitar el desarrollo de más biomasa reproductora del mero.
 
Considera además la modificación de la talla mínima de captura para proteger a juveniles y zonas de reclutamiento de reproductores, lo que contribuirá a la rehabilitación del mero en el mediano plazo.
 
De acuerdo con las normas publicadas para el establecimiento de la veda, la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, en coordinación con elementos la Secretaría de Marina, supervisarán y aplicarán operativos de vigilancia para el cumplimiento de las medidas establecidas para la veda de esta pesquería.