NUM. 027 / México, D.F.
  • El titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, encabezó una reunión de evaluación con los representantes de Agencias de Desarrollo Rural y de las uniones regionales ganaderas de 14 entidades federativas inscritas en la operación del PRONARA.
  • Este programa tiene la meta de alcanzar en 2015 las 236 mil 800 hectáreas rehabilitadas de agostaderos, con la suma de las superficies beneficiadas en los primeros seis meses de haber arrancado operativamente.
  • El PRONARA, surgido a iniciativa del Presidente Enrique Peña Nieto para beneficio de pequeños y medianos ganaderos del país, mantiene su operación con el otorgamiento del 80 por ciento del costo de maquinaria (tractores y rodillos) y equipo; el resto corre a cargo del productor: EMM.
El Programa Nacional de Rehabilitación de Agostaderos (PRONARA) es una iniciativa del Gobierno de la República que busca atender dos ejes centrales para impulsar la producción agropecuaria en zonas áridas y semiáridas del país: la disposición de maquinaria, equipamiento, infraestructura e insumos, y la recuperación de agostaderos en beneficio del sector pecuario nacional.

Lo anterior fue señalado por el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, quien se reunió con los representantes de Agencias de Desarrollo Rural y de las uniones regionales ganaderas de 14 entidades federativas inscritas en la operación del PRONARA.

En el evento, efectuado en las oficinas centrales de la dependencia, el titular de la SAGARPA afirmó que este programa tiene la meta de alcanzar en 2015 las 236 mil 800 hectáreas rehabilitadas de agostaderos, con la suma de las superficies beneficiadas en los primeros seis meses de haber arrancado operativamente.

Subrayó que el PRONARA, surgido a iniciativa del Presidente Enrique Peña Nieto para beneficio de pequeños y medianos ganaderos del país, mantiene su operación con el otorgamiento del 80 por ciento del costo de maquinaria (tractores y rodillos) y equipo, por parte del Gobierno Federal (el resto corre a cargo del productor); además, la SAGARPA aporta incentivos por hectárea para los trabajos de rehabilitación de agostaderos.

En gastos de operación y ejecución (diesel, mantenimiento y jornales, entre otros) se les incentiva con el 30 por ciento de los costos, con lo que estas acciones contribuyen a la reactivación de unidades productivas en el sector y la recuperación del medio ambiente.

El secretario Martínez y Martínez exhortó a fortalecer las acciones con la participación más activa de productores y gobiernos estatales, dado el grado del impacto económico y social que significa estos esquemas de incentivos para impulsar la productividad en el campo mexicano.

“Estas son obras con alto sentido social y humano, no de aparador o de relumbrón. Son acciones realizadas en lugares de difícil acceso que le cambian la vida a cientos de miles de mexicanos, por lo que hay que buscar mejores mecanismos en la operación de programas como este y replicarlos en varias regiones del país, en beneficio de productores del sector social”, precisó.

El director general de la Comisión Nacional de Zonas Áridas (CONAZA) –órgano a cargo de la operación del PRONARA-, Abraham Cepeda Izaguirre, expuso que entre los nuevos planes para un mayor impacto social se sumarán los componentes de construcción de presas de mampostería, bordos, pozos y trabajos de drenes que inciden en la recuperación de agostaderos y en la producción agropecuaria.

Detalló que este Programa se aplica en los estados de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Zacatecas, Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco y Querétaro, mismos que este año serán beneficiados con la canalización de 120 millones 950 mil pesos para la rehabilitación de agostaderos.

De esta inversión, 31 millones 100 mil pesos corresponden a la adquisición de maquinaria y equipo; 63 millones 165 mil 200 pesos, a costos de operación y ejecución de trabajos, y 10 millones 684 mil 800 pesos para la adquisición de semillas para el pastizal, expuso el titular de la CONAZA.

Por su parte, los representantes de las uniones ganaderas reconocieron las bondades y el impacto de esquemas como el PRONARA, y se comprometieron a participar de forma más amplía en su fortalecimiento para elevar el potencial productivo del sector pecuario nacional.

www.gob.mx/sagarpa