B093 / México, D.F.
  • ​En gira de trabajo por la entidad, el secretario Enrique Martínez y Martínez expresó que, con la colaboración estratégica entre el Gobierno Federal, los gobiernos estatales y los centros de estudios profesionales, se avanza en la integración de un extensionismo holístico con la finalidad de brindar un mejor acompañamiento a los pequeños y medianos productores.
  • El propósito del convenio es trabajar en conjunto en la evaluación de avances e impactos en las acciones de rehabilitación de las zonas áridas del país, en especial de los agostaderos, a efecto de incrementar la productividad agropecuaria y la protección del entorno ecológico. 
 
Como parte de una asociación estratégica entre el Gobierno de la República y las instituciones de educación superior del país, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), a través de la Comisión Nacional de las Zonas Áridas (CONAZA), firmó un convenio de colaboración con la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) para fortalecer los trabajos de rehabilitación de agostaderos en 13 entidades federativas.
 
Tras firmar como testigos de honor, el titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, y el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, coincidieron en que el camino más adecuado para profesionalizar al campo mexicano es con base en las alianzas institucionales entre autoridades y centros académicos y de investigación, lo que garantiza llevar el conocimiento y la preparación al sector agropecuario.
 
En el evento, que tuvo lugar en las instalaciones de la UANL, el secretario Martínez y Martínez afirmó que con la colaboración estratégica entre el Gobierno Federal, los gobiernos estatales y los centros de estudios profesionales, se avanza en la integración de un extensionismo holístico con la finalidad de brindar un mejor acompañamiento a los pequeños y medianos productores.
 
Ante directivos y comunidad académica de la Universidad, así como productores, agroempresarios y funcionarios de los tres órdenes de gobierno, Martínez y Martínez detalló que bajo este concepto ahora se busca apoyar a los productores desde qué sembrar, cómo y cuánto, y su seguimiento hasta la comercialización, lo que deriva en una planeación de la productividad y un mercado mejor regulado y con reglas más equilibradas.
 
Señaló que este nuevo convenio -derivado del Acuerdo Marco celebrado el año pasado entre la SAGARPA y la UANL-, tiene entre sus objetivos el de evaluar los avances e impactos del Programa Nacional de Rehabilitación de Agostaderos (PRONARA) a cargo de la CONAZA, en beneficio de la ganadería social y el cuidado de los recursos naturales.
 
Informó que se trabaja en la instrumentación de otros acuerdos de colaboración para desarrollar acciones en agrologística, investigación y producción de vacunas para uso en el sector pecuario, así como en la operación de agroclústers para la integración y organización de pequeños productores en cadenas productivas.
 
Como resultado del convenio marco, el secretario Enrique Martínez y Martínez y el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz entregaron simbólicamente ocho certificados en Dirección de Proyectos con Calidad Internacional (4LC de IPMA), de un total de 500, a extensionistas y técnicos que recibieron instrucción académica por la Facultad de Ciencias Biológicas de esta casa de estudios, con validez oficial en 74 países.
 
El gobernador Rodrigo Medina de la Cruz indicó que este tipo de acciones tiene resultados positivos, como el llevar conocimiento y preparación al campo para profesionalizarlo cada vez más y potencializar su desarrollo económico y social, al ser un sector generador de empleos y riqueza.
 
Reconoció el acompañamiento del Gobierno de la República, a través de la SAGARPA, para lograr una coordinación institucional, técnica y política, con el propósito de desarrollar mejores prácticas para impulsarla  productividad y competitividad en el sector agroalimentario.
 
El director general de la CONAZA, Abraham Cepeda Izaguirre, y el rector de la UANL, Jesús Ancer Rodríguez, explicaron que el propósito del convenio es trabajar en conjunto en la evaluación de avances e impactos en las acciones de rehabilitación de las zonas áridas del país, en especial de los agostaderos, a efecto de incrementar la productividad agropecuaria y la protección del entorno ecológico.
 
Coincidieron en la importancia de estas acciones --en una extensión del territorio nacional que representa más del 51 por ciento, y la tercera parte de la población--, con el intercambio de conocimientos para detonar proyectos productivos en el desierto y semidesierto. 
 
Encuentro del secretario Enrique Martínez y Martínez con avicultores 
 
En otro punto de la gira de trabajo, en el municipio de Apodaca, el secretario Enrique Martínez y Martínez recorrió las instalaciones de la empresa AYVI, la cual, con trabajos de ampliación y modernización, prevé alcanzar las cuatro mil 600 toneladas mensuales de carne de ave (pollo, pavo y embutidos) con calidad y certificación TIF para el mercado nacional e internacional.
 
El titular de la SAGARPA reconoció el esfuerzo y la confianza de los agroempresarios mexicanos, que con instalaciones modernas e innovación tecnológica buscan mayor participación en los mercados globales --en un escenario donde la demanda de proteína animal es cada vez más grande--, y generar empleos y bienestar en el sector rural.
 
En estos eventos, que forman parte de una intensa gira de trabajo por varios municipios de la entidad, participaron el secretario de Educación de Nuevo León, Jesús Almaguer Rocha; el director de la Facultad de Agronomía, Francisco Zavala García; el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), Enrique Sánchez Cruz; el director general del Fideicomiso de Riego Compartido, Ignacio Diego Muñoz; el coordinador general de Ganadería, Francisco Gurría Treviño, y el delegado de la SAGARPA en el estado, Fermín Montes Cavazos, entre otros.