NUM. 370 / México, D.F.

  • Con agentes participantes en el comercio internacional se hará más eficiente el servicio de inspección que realiza el SENASICA y se obtendrá un ahorro de tiempo en el despacho de mercancías de bajo riesgo, lo que permitirá a la SAGARPA enfocar esfuerzos en mercancías que representen mayor riesgo al patrimonio agroalimentario del país. 

  • El acuerdo establece implementar una prueba piloto del Sistema Integral del Servicio de Inspección (SISI), creado para fortalecer los procedimientos que permitan disminuir el riesgo de introducción de plagas y enfermedades cuarentenarias al país.

  • Se atienden las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (COFEMER), en el sentido de llevar a cabo un cambio de paradigma, al pasar de un enfoque precautorio a uno de administración de riesgos.

    La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), y el sector aduanero y ferroviario intermodal del país firmaron un Convenio de Concertación, con el objetivo de coordinar acciones para modernizar la infraestructura, los procesos y servicios de certificación e inspección fito y zoosanitaria en operaciones de comercio de agroalimentario.

    Ante el crecimiento constante de las operaciones de comercio internacional, la SAGARPA desarrolla programas para hacer más eficiente y expedita la inspección de mercancías de origen agrícola, pecuario, acuícola y pesquero de bajo riesgo.

    El convenio busca optimizar los recursos humanos, de infraestructura, materiales y equipo requeridos para las actividades de inspección, así como aplicar procedimientos más minuciosos a la revisión de productos de alto riesgo.

    El propósito es implementar una prueba piloto del Sistema Integral del Servicio de Inspección (SISI), creado para fortalecer los procedimientos que permitan disminuir el riesgo de introducción de plagas y enfermedades cuarentenarias al país.

    La prueba piloto tendrá una duración de seis meses y,  con ella, se busca hacer más eficiente el servicio de inspección que lleva a cabo el SENASICA.

    La expectativa es obtener un ahorro de tiempo en el despacho de mercancías de bajo riesgo, lo que permitirá enfocar esfuerzos en mercancías que representen mayor riesgo al patrimonio agroalimentario del país, y de esta manera elevar la competitividad del sector, pues se agilizará la cadena logística en la importación de estas mercancías.

    El Convenio de Concertación se firmó entre el SENASICA, las empresas: Ferrocarril Mexicano S.A de C.V. (FERROMEX); Vamos a México S.A de C.V, (VAMEX); Ferrocarril y Terminal del Valle de México S.A de C.V. (FERROVALLE); la Asociación Mexicana del Transporte Intermodal A.C. (AMTI); las confederaciones de Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana A.C. (CAAAREM) y Latinoamericana de Agentes Aduanales A.C. (CLAA), además de la Terminal Intermodal Logística de Hidalgo S.A.P.I. DE C.V. (TILH).

    El documento instruye la instalación de infraestructura y el equipamiento necesario para garantizar la inocuidad de los productos y asegurar el nivel de protección sanitaria del país.

    Asimismo, establece que la inspección y certificación de mercancías de bajo riesgo y alto volumen que provienen de los Estados Unidos de América (EUA) y Canadá, se realice en estaciones ferroviarias intermodales ubicadas en aduanas interiores, en lugar de realizarlas en las primeras aduanas de ingreso en frontera, como se hacía hasta ahora.

    Las mercancías consideradas en la prueba piloto son: el peat moss (sustrato), harina de soya, sustituto de crema y alimento procesado para mascotas; las instalaciones de aduanas interiores consideradas en el convenio son las terminales intermodales ubicadas en Pantaco, Puerta México, Silao e Hidalgo.

    El convenio busca también modernizar y hacer más eficientes los trámites y servicios de acuerdo con la calidad que exige la dinámica del comercio internacional de productos perecederos, por lo que se establecen canales de comunicación efectivos entre la autoridad sanitaria y los usuarios. 

    Cabe destacar que con este convenio se atienden las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (COFEMER), en el sentido de llevar a cabo un cambio de paradigma, al pasar de un enfoque precautorio a uno de administración de riesgos.

    Asimismo, está en línea con el Acuerdo de Facilitación del Comercio, adoptado por los países miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que prevé, entre otras medidas de facilitación al comercio, la implementación de un sistema apropiado de gestión que permita que los controles aduaneros se centren en mercancías de alto riesgo, lo cual permitirá que las de bajo riesgo se importen de forma más ágil.