NUM.557 / México, D.F

  • La primera planta autorizada para la exportación de huevo líquido a Japón es el Establecimiento Tipo Inspección Federal (TIF) 207 que se dedica a la pasteurización de este tipo de productos y se localiza en Tepatitlán, Jalisco. 

El Ministerio de Agricultura, Silvicultura y Pesca (MAFF) de Japón notificó al Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) la autorización de exportación de huevo líquido pasteurizado mexicano a Japón.

La apertura de este mercado es derivada de las gestiones realizadas por el órgano desconcentrado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), resultado de lo cual, en marzo pasado, técnicos de la MAFF visitaron plantas procesadoras de este tipo de productos, ubicadas en Jalisco.

La primera planta autorizada para la exportación de huevo líquido a Japón es el Establecimiento Tipo Inspección Federal (TIF) 207 que se dedica a la pasteurización de este tipo de productos y se localiza en Tepatitlán, Jalisco.

A través de un documento firmado por el jefe de los Servicios Veterinarios de Japón, Toshiro Kawashima, el MAFF informó al SENASICA su decisión de abrir la exportación de este tipo de productos a la mencionada planta a partir del 28 de julio de 2015.

El documento señala además que se encuentra en estudio la autorización para el TIF 520 que se dedica a la pasteurización y deshidratación de huevo y se localiza en el municipio de Pegueros, Jalisco, cuya planta fue verificada también por los técnicos japoneses.

Entre otros puntos, el certificado zoosanitario autorizado por el gobierno japonés para la exportación de estos productos establece que el SENASICA debe verificar que la granja de donde provienen los productos están libres de enfermedades como Influenza Aviar, New Castle, Salmonella y otras enfermedades de importancia para el país.

La conclusión del equipo de técnicos japoneses que visitaron los establecimientos TIF fue que se cuenta con controles y estándares de inocuidad que garantizan que el huevo mexicano puede posicionarse y ser consumido con seguridad en Japón y cualquier lugar del mundo.

Esta apertura de un nuevo mercado para México consolida al sistema de producción y certificación Tipo Inspección Federal como un sistema confiable que cumple con los más estrictos estándares de inocuidad.

Esto permite ofrecer garantías a los consumidores, tanto a nivel nacional como internacional, y abrir las puertas para que los productos mexicanos amparados en el sello TIF sigan ampliando su preferencia mundial.