NUM. 759 / MÉXICO D.F. 
 Se establecieron con base en las recomendaciones científicas para la conservación de los atunes en el Océano Pacífico Oriental, presentadas en la 85 Reunión de la CIAT en 2013.

 
• Se trata de acciones que México impulsa, en el seno de la CIAT, para lograr un aprovechamiento responsable de las poblaciones de túnidos.
 
• Aplicará para las especies de atún aleta amarilla, patudo u ojo grande, aleta azul y barrilete, pesquerías importantes por su aportación al sector alimentario nacional y los empleos y divisas que generan.
 
 
Con el fin de proteger en el océano Pacífico los períodos productivos de las poblaciones de túnidos, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) publicó el Acuerdo mediante el cual establece la veda de atún.

 
En el Diario Oficial de la Federación (DOF) especifica que la veda temporal aplicará para las especies de interés comercial: atún aleta amarilla (Thunnus albacares), patudo u ojo grande (Thunnus obesus), aleta azul (Thunnus orientalis) y barrilete (Katsuwonus pelamis).

 
Precisa que se prohíbe temporalmente que embarcaciones cerqueras de bandera mexicana capturen dichas especies en alta mar y aguas jurisdiccionales extranjeras que se encuentren en el área de regulación de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT).

 
La pesquería de atún es una de las principales actividades productivas de México, por su aportación al sector alimentario nacional y los empleos y divisas que genera.

 
La publicación oficial detalla que se prohíbe la pesca comercial de atunes aleta amarilla, patudo u ojo grande, aleta azul y barrilete, con embarcaciones atuneras de bandera mexicana de 182 y más toneladas métricas de capacidad de acarreo que utilizan redes de cerco, en aguas de jurisdicción federal de México del océano Pacífico.

 
También, en altamar y aguas jurisdiccionales extranjeras del Océano Pacífico Oriental (OPO) que se encuentran comprendidas en el área delimitada por el litoral de América del Norte, Central y del Sur y por las siguientes líneas: el paralelo de los 40º de latitud norte desde la costa de América del Norte, hasta su intersección con el meridiano de los 150º de longitud oeste; el meridiano de los 150º de longitud oeste, hasta su intersección con el paralelo de los 40º de latitud sur, y este último paralelo, hasta su intersección con la costa de América del Sur, en los siguientes periodos:

 
I.    De las 00:00 hrs. del día 18 de noviembre de 2014 hasta las 24:00 hrs. del día 18 de enero de 2015.

 
II.   De las 00:00 hrs. del día 18 de noviembre de 2015 hasta las 24:00 hrs. del día 18 de enero de 2016.

 
III.  De las 00:00 hrs. del día 18 de noviembre de 2016 hasta las 24:00 hrs. del día 18 de enero de 2017.

 
Aclara el documento que las embarcaciones de cerco de bandera mexicana con capacidad de acarreo entre 182 y 272 toneladas métricas tendrán derecho a efectuar un viaje de pesca de hasta 30 días durante el periodo de veda, siempre y cuando lleven a bordo un observador del Programa Internacional para la Protección de los Delfines (APICD) durante ese viaje.

 
Abunda también que también se prohíbe temporalmente la pesca comercial de estos túnidos con embarcaciones atuneras de cerco de 182 y más toneladas métricas de capacidad de acarreo, con bandera mexicana, en la zona comprendida entre los 96° y 110° oeste y los 4° norte y 3° sur, dentro del OPO, durante los periodos siguientes:

 
a)    Desde las 00:00 del día siguiente al de su publicación en el DOF, hasta las 24:00 horas del 29 de octubre, para el año 2014, y

 

b)    Desde 00:00 horas del día 29 de septiembre hasta las 24:00 horas del 29 de octubre de los años 2015 y 2016.
 

Estas medidas son acordes con base en las recomendaciones científicas para la conservación de los atunes y tiburones en el Océano Pacífico Oriental presentadas en la 85 reunión de la CIAT en 2013, en la que se resolvió mantener la resolución C-12-01 y que fuese extendida a 2014; asimismo, se reconoció que las medidas establecidas en dicha resolución han reducido la mortalidad por pesca de patudo a niveles que no exceden el rendimiento máximo sostenible.