NUM. 724/ MÉXICO D.F.

 
Durante su comparecencia ante Comisiones Unidas de la Cámara de Diputados, con motivo de la Glosa del Segundo Informe de Gobierno, el titular de la SAGARPA, Enrique Martínez y Martínez, afirmó que el PIB de las actividades primarias mostró un incremento de 3.7% en el primer semestre de 2014.

• En el presente año agrícola se estima alcanzar un nuevo récord de producción de 193 millones de toneladas, sobresaliendo las cosechas de maíz, sorgo y frijol, lo que permite avanzar en la meta de producir el 75 por ciento de los principales granos y oleaginosas que consume el país.
 
• En el 2013, el presupuesto fue ejercido en un 99.9 por ciento, lo cual no tiene precedente en la Secretaría. Este año, a agosto se ha ejercido el 99.8 por ciento de lo programado a ese mes.
 
• El secretario Enrique Martínez y Martínez enfatizó que se tienen grandes desafíos en el sector agroalimentario, por lo que la Reforma para la Transformación del Campo está en marcha con la aplicación de políticas públicas enfocadas hacia un campo productivo, justo y sustentable.
 
El campo mexicano es, para el Gobierno de la República, un factor clave en el desarrollo económico y social del país. En el primer semestre de 2014, el PIB de las actividades primarias mostró un incremento de 3.7 por ciento a tasa anual –más del doble que la economía nacional-, en tanto que la balanza comercial agropecuaria y pesquera, al mes de julio, presentó un superávit de 281 millones de dólares, el mayor de los últimos ocho años para un periodo similar.

 

Así lo afirmó el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, durante su comparecencia con motivo de la Glosa del Segundo Informe de Gobierno, en cuyo lapso, dijo, se puede apreciar una evolución positiva del sector agroalimentario.

 
El titular de la SAGARPA aseguró que para el presente año agrícola se estima alcanzar un nuevo récord de producción de 193 millones de toneladas de los principales cultivos, sobresaliendo las cosechas de maíz, sorgo y frijol, lo que permite avanzar en la meta de producir el 75 por ciento de los principales granos y oleaginosas que consume el país. En 2012, esta participación fue del 62%, y para el 2014 se estima de 69%.
 
Un punto central para la eficiencia de los programas que aplica la SAGARPA ha sido el ejercicio presupuestal en tiempo y forma, destacó.
 
En el 2013, el presupuesto fue ejercido en un 99.9 por ciento, lo cual no tiene precedente en la Secretaría. Este año, a agosto se ha ejercido el 99.8 por ciento de lo programado a ese mes. “El presupuesto aprobado por ustedes – alrededor de 85 mil millones de pesos- se ejerce de manera íntegra y con oportunidad”, puntualizó.
 
Ante la actual incertidumbre que genera el cambio climático y sus afectaciones en el sector agropecuario, el Gobierno Federal canalizó tres mil 226 millones de pesos para asegurar 10 millones de hectáreas y 10.9 millones de unidades animal de productores de bajos ingresos que no cuentan con un esquema de seguro privado, declaró.   
  
El secretario Martínez y Martínez enfatizó que se tienen grandes desafíos en el sector agroalimentario, por lo que la Reforma para la Transformación del Campo está en marcha y tiene el objetivo de transitar a un nuevo modelo con políticas públicas enfocadas hacia un campo productivo, justo y sustentable.
 
Señaló que el nuevo modelo agroalimentario tiene dos vertientes: la conformación de políticas públicas que ya se están aplicando y, por el otro, las modificaciones al marco jurídico, que se llevarán a cabo en su momento, conforme a la agenda legislativa.
 
En lo referente a las políticas públicas, destacó que se han concretado avances significativos, como la modificación de las reglas de operación en 2013 para transitar a un nuevo enfoque que privilegia la productividad, a través del PROAGRO Productivo, PROGAN Productivo y PROPESCA, que suman recursos por más de 17 mil 600 millones de pesos, y que han dejado de ser subsidios asistenciales para convertirse en incentivos a la productividad.
 
Con estas modificaciones,  se ha hecho la entrega oportuna de los recursos antes de las siembras. En los primeros siete meses de 2014, PROAGRO ha entregado más de 11 mil 300 millones de pesos a dos millones de productores para adquirir semillas, fertilizantes, equipo y otros insumos, indicó.
 
Comentó que la nueva política de PROAGRO Productivo además se orienta a incentivar a los productores de autoconsumo, de hasta tres hectáreas, ubicados en los municipios de la Cruzada Nacional contra el Hambre, quienes reciben mil 500 pesos por hectárea, 56 por ciento más que los productores de transición y comerciales. 
 
Detalló que como producto de la Reforma Financiera, se instrumentó un nuevo esquema de financiamiento para los productores del campo más accesibles, a tasa de un dígito, mayor plazo y menos requisitos, con la operación de la Financiera Nacional para el Desarrollo Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero.
 
Con esta nueva estructura, añadió, este año se otorgarán créditos por 44 mil millones de pesos y a los pequeños productores préstamos de hasta 230 mil pesos a tasa preferencial de siete por ciento; para las mujeres opera una tasa del 6.5 por ciento anual.
 
Otra acción, que ratifica que la Reforma del Campo avanza, es la operación del Tablero de Control Agroalimentario, que en coordinación con la Secretaría de Economía, monitorea 10 productos estratégicos (maíz, trigo, frijol, sorgo, azúcar, huevo, leche, pollo, carne de res y carne de cerdo) para identificar con anticipación situaciones anormales de oferta y demanda, a fin de reducir el impacto de desbalances en el abasto y en los precios, sostuvo.
 
Agregó que también se reactivará la industria de fertilizantes nacional, y se atenderá la demanda de producción de etanol a base de caña de azúcar para uso en las gasolinas, en coordinación con Petróleos Mexicanos (PEMEX).
Mencionó también que en colaboración con los gobiernos de los estados, en lo que va de la presente administración se han tecnificado 267 mil hectáreas.
 
Asimismo, se ha fomentado la asociatividad de pequeños y medianos productores, mediante la operación de agroclúster, con la autorización este año de 45 proyectos, de los cuales destacan uno de harina de maíz, empaque de flores de corte, planta de stevia y procesamiento de pepino de mar, entre otros, lo que detona el desarrollo regional, apuntó.
 
Informó que el Programa Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA) impulsa más de 200 mil microproyectos de producción de alimentos y generación de ingresos, con una inversión de tres mil 230 millones de pesos para beneficio de 243 mil familias ubicadas en localidades de alta y muy alta marginación en 24 entidades federativas.
 
Para la agricultura familiar, periurbana y de traspatio, dijo, se canalizan 459 millones de pesos, en beneficio de 40 mil mujeres y personas de la tercera edad, que instalaron, dentro de sus hogares, huertos y granjas familiares para la producción de alimentos.
 
Respecto al sector pecuario, dio a conocer que en 2014 el presupuesto autorizado es superior en 34 por ciento al de 2013 y que se reestructuraron los componentes e incentivos para la ganadería, a fin de atender la severa reducción del inventario nacional originada por las contingencias epidemiológicas y climatológicas de los últimos años.
 
Subrayó que para el Gobierno de la República el tema de sanidad es de alta prioridad, por el alto impacto social, económico y de seguridad nacional que implica; por ello, acotó, se han fortalecido las acciones fito y zoosanitarias en la prevención, detención y control de plagas y enfermedades.
 
En las actividades de pesca y acuacultura, explicó, este año se canalizaron tres mil 212 millones de pesos, 33 por ciento más que el 2013, con lo cual se atiende las necesidades y demandas de este subsector, mediante la operación de dos nuevos  programas: Desarrollo Estratégico de la Acuacultura y Fomento al Consumo.
 
Finalmente, resaltó que no obstante que 2013 fue un año particularmente adverso por los fenómenos climatológicos y contingencia sanitaria (heladas atípicas, una sequía muy prolongada, dos huracanes y brotes de influenza aviar y la roya en café), las acciones implementadas con un nuevo enfoque productivo permitieron obtener una producción récord de 190 millones de toneladas, superior en 6.5 por ciento a la de 2012.