Num.610/Huhí, Yucatán.
  • Con la representación del titular de la SAGARPA, el director general del INIFAP, Pedro Brajcich Gallegos, y el gobernador Rolando Zapata Bello entregaron semilla de maíz criollo mejorada de las variedades “Chichén Itzá” y “Sac-bé” a pequeños productores del estado.
  • Estas variedades, son el resultado de la cruza de variedades criollas recolectadas en todo el territorio con materiales modernos para hacerla más tolerante a las plagas y sequías, además de presentar características nutritivas para el consumo humano y pecuario.
  • Desde el inicio de esta administración, la SAGARPA, a través del INIFAP, ha beneficiado a dos mil 190 productores con 21 mil 900 kilogramos de estas dos especies para la siembra de mil 462.5 hectáreas.

Con la representación del secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, Enrique Martínez y Martínez, el director general del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), Pedro Brajcich Gallegos, y el gobernador de la entidad, Rolando Zapata Bello, entregaron semilla de maíz criollo mejorada de las variedades “Chichén Itzá” y “Sac-bé” a pequeños productores del estado.


Estas variedades, desarrolladas por el INIFAP, son el resultado de la cruza de variedades criollas recolectadas en todo el territorio con materiales modernos para hacerla más tolerante a las plagas y sequías, además de presentar características nutritivas para el consumo humano y pecuario.


Luego de entregar más de cinco mil 500 kilogramos de maíz mejorado para la siembra de 369.5 hectáreas en beneficio de 550 productores de 18 municipios, ambos funcionario destacaron que la semilla entregada es el fruto de una investigación que presenta características de la región, lo que permite que el maíz se de en mayor cantidad y calidad para el autoconsumo y la comercialización en la región.


En titular del INIFAP, Pedro Brajcich Gallegos, afirmó que como parte de la estrategia del Gobierno de la República para impulsar productividad y competitividad en el sector, se enfocan programas y acciones en beneficio directo de los productores, con especial atención para los de zonas vulnerables del país.


Informó que desde el inicio de esta administración la SAGARPA, a través del Instituto, ha beneficiado a dos mil 190 productores con 21 mil 900 kilogramos de estas dos especies para la siembra de mil 462.5 hectáreas.


Comentó que el INIFAP –órgano desconcentrados de la SAGARPA- cuenta con una plantilla de investigadores que trabaja a favor del campo mexicano y para que exista una capacidad de cosecha exitosa, rentable y que genere beneficios económicos a quienes se desempeñan en este rubro y sus familias.


Por su parte, el gobernador Rolando Zapata Bello señaló que este tipo de incentivos enfocados a la productividad son muy significativos para la economía familiar en el sector rural, toda vez que contribuyen a que la actividad sea más rentable y mejoren sus ingresos.


Indicó que en esta nueva manera de hacer las cosas, el desarrollo tecnológico y la investigación se están aplicando directamente en las unidades productivas del sector agroalimentario, con los beneficios económicos y sociales que esto representa para todos.


En el evento, también se entregaron incentivos a la productividad y apoyos para productores de henequén, con beneficios en general para los municipios de Acanceh, Baca, Bokobá, Cacalchén, Cansahcab, Chicxulub Pueblo, Cuzamá, Dzemul, Dzidzantún, Hocabá, Hoctún y Huhí.


Además de Hunucmá, Izamal, Ixil, Kinchil, Mocochá, Motul, Muxupip, Sanahcat, Seyé, Sinanché, Suma de Hidalgo, Tahmek, Tecoh, Tekal de Venegas, Tekantó, Telchac Pueblo, Temax, Tepakán, Tetiz, Teya, Tixkokob, Tixpéual, Xocchel, Yaxkukul y Yobaín.