NUM. 449 / México, D.F.     

  • La aplicación de políticas públicas de pesca sustentable han potenciado al sector y fomentado el consumo de pescados y mariscos de producción nacional. 

  • El INAPESCA trabaja para generar mayor investigación aplicada que permita conocer con certeza la disponibilidad de recursos. 

  • El senador Salvador López Brito destacó el importante factor económico, nutricional, social, ecosistémico y para la seguridad alimentaria de la pesca y la acuacultura en México, Latinoamérica y a nivel mundial. 

Para México el mar es una fuente de oportunidades y de riqueza productiva que el Gobierno de la República robustece con políticas públicas sustentables y programas que impulsan el potencial del sector y fomentan el consumo de pescados y mariscos.

Al participar en la clausura del Seminario “Hacia la pesca y acuacultura sustentables”, el  comisionado nacional de Acuacultura y Pesca, Mario Aguilar Sánchez, refirió que en la presente administración se aplican las acciones y programas que permiten a los productores y sus familias aprovechar los recursos de manera responsable y productiva.

“Como país, en el mar y la acuacultura tenemos un potencial enorme que debemos aprovechar de manera sustentable para producir más y mejores alimentos”, expresó el funcionario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA).

“Caminamos en la dirección que en el corto plazo nos está ofreciendo resultados y que en el mediano y largo plazo consolidará a la industria pesquera y acuícola nacional, ya que tenemos la capacidad productiva, variedades de especies comerciales, una vasta zona geográfica y aplicamos las políticas públicas adecuadas”, afirmó en el encuentro organizado por la Comisión de Pesca y Acuacultura del Senado de la República.

Subrayó que una de las fortalezas de las políticas puestas en marcha para detonar el desarrollo del sector fue la integración de cinco ejes (ordenación, crecimiento, normatividad, infraestructura y fomento al consumo) para el desarrollo pesquero y acuícola, basados en las demandas de los productores y no en la consideración de funcionarios que trabajan desde el escritorio.

Abundó que “en sólo 26 meses ya hemos logrado incrementar el consumo per cápita de pescados y mariscos de producción nacional, al pasar de 8.9 kilogramos a 11.4 kilogramos por persona al año.

Se trata de un logro extraordinario, realizado con base en las políticas públicas y una mayor participación del consumidor mexicano, que ha descubierto el potencial y rico sabor de lo que ofrecen las aguas marinas y continentales de México.

Por su parte, el director general de Instituto Nacional de Pesca (INAPESCA), Pablo Arenas Fuentes, destacó que la producción pesquera ha permanecido estable por varios años, derivado de la investigación y medidas de ordenamiento establecidas por Gobierno de la República, a través de la SAGARPA.

El INAPESCA, indicó, trabaja para generar mayor investigación aplicada que permita conocer con certeza la disponibilidad de recursos y así poder administrarlos de manera sustentable y responsable, para lo cual convocó la participación de los productores y demás actores de la actividad pesquera y acuícola.

El presidente de la Comisión de Pesca y Acuacultura de la Cámara Alta, Francisco Salvador López Brito, subrayó que el seminario fue convocado por el Senado de la República ante la importancia que cada día cobra la pesca y la acuacultura en México, Latinoamérica y a nivel mundial, la cual es ya un importante factor económico, nutricional, en seguridad alimentaria, social y ecosistémico.

Este es un encuentro en que estamos hermanados en el sector de la pesca y la acuacultura y con la responsabilidad de cuidar nuestro medio ambiente para ver qué hemos hecho y qué estamos por hacer, agregó.

Dijo que al concluir casi tres años de trabajos legislativos y ante el inicio de un nuevo periodo de sesiones y nueva legislatura, “es momento de reflexionar si estos tres años han sido lo que el sector pesquero espera de sus autoridades, los legisladores y los responsables de la pesca y la acuacultura del Poder Ejecutivo, a través de la SAGARPA, la CONAPESCA, el INAPESCA y los organismos gubernamentales que apoyan al sector”.

“Una de las principales razones de este foro es consultarles a los productores, a los investigadores, a los académicos, qué esperan de nosotros, qué pendientes hay y cuál va a ser el papel de los diputados electos que inician el próximo 1 de septiembre”, añadió.